Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estibadores sin trabajo en el puerto unionense

Fueron capacitados desde hace algún tiempo, pero no les contratan en el puerto

Los estibadores que llegan desde Acajutla son llevados en buses cada vez que atraca un barco en el puerto unionense.

Los estibadores que llegan desde Acajutla son llevados en buses cada vez que atraca un barco en el puerto unionense.

Los estibadores que llegan desde Acajutla son llevados en buses cada vez que atraca un barco en el puerto unionense.

LA UNIÓN. Unos 60 estibadores, o cargadores que ocasionalmente trabajaban en la descarga de barcos que traen fertilizantes al puerto unionense, se quejan de que las autoridades de la Corporación de Inversiones (CORSAIN), desde hace algún tiempo les ha dejado sin trabajo, porque aseguran, contratan a personal que traen desde Acajutla para hacer esas labores.

René Alvarado, es uno de los afectados. El hombre lamenta que les hayan hecho a un lado después de capacitarles en las tarea de descarga.

"La excusa de ese gerente de CEPA que ya no permitió más contrataciones locales, fue que no habíamos personas especializadas para hacer ese trabajo, y eso es injusto e incorrecto, porque desde hace mucho nos dedicamos a esto", señaló el afectado.

Agregó que antes que se construyera el nuevo puerto, había muchas personas de La Unión que trabajaban haciendo las descargas del abono, cuando los barcos atracaban en el puerto de CORSAIN, por lo que insistió en que cuentan con las capacidades necesarias para hacer el trabajo.

Explicó que en su caso, trabaja desde que tenía 14 años de edad y ya lleva 10 años en las labores, incluso fue parte del grupo de personas que trabajó para descargar toda la maquinaria que trajeron para la nueva terminal.

Según Alvarado, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) preparó a un personal encargado del manejo de las grúas a los que nombran "guincheros" y a estos tampoco les han dado empleo hasta el momento.

Las opiniones

El ingeniero Rodolfo Macay, presidente de la Cámara de Comercio filial La Unión, dijo que aún no se miran claras las cosas en torno al puerto de La Unión, y que es inconcebible que existiendo gente preparada en La Unión para desarrollar diferentes trabajos, tengan que contratar personas de otro lugar.

"Hay gente preparada y capacitada para desarrollar bien ese trabajo y me atrevo a decirle que lo hacen mejor que en Acajutla, superan en las tasas de descarga, ellos tenían buen rendimiento en las descargas de fertilizantes y cemento cuando estos atracaban en el puerto de CORSAIN", sostuvo el empresario.

El alcalde Ezequiel Milla manifestó que es triste que el puerto sigue sin concesionarse, y que los pocos barcos que atracan no generan empleos a la gente de La Unión, sino a los residentes de Acajutla.

"Les sale hasta más caro porque al traer la gente desde otro lugar tienen que pagar los costos de transporte, alojamiento y alimentación. Esperamos que CEPA reflexione y contrate a nuestra gente que está disponible y capacitada para hacer esos trabajos", apuntó el alcalde.

Fuentes extraoficiales de CEPA en La Unión dijeron que una empresa es la dueña de los fertilizantes, pero que CEPA se encarga de contratar la empresa estibadora.

Se buscó la versión oficial de las autoridades de CEPA a través de la unidad de comunicaciones, se le envío un correo electrónico a Ricardo Paredes, jefe de la referida unidad, se la marcó en repetidas ocasiones a su número institucional, pero no contestó. También a la oficina de CEPA al número 2249-1297, donde contestó René Huezo, se le dio el recado de la solicitud de información, dijo que daría el recado al licenciado Ricardo Paredes y hasta el cierre de la nota no hubo respuesta.

Los trabajadores de descarga indicaron que son escasas las llegadas de barcos con mercancía y que al año llegan entre dos y tres barcos con fertilizantes, pero lo lamentable es que cuando arriban a la terminal acuática, los empleos que se generan no son para los ciudadanos de la localidad.

Rosalí Martínez dice que en las comunidades como Agua Escondida, Amapalita y otras de los alrededores aún hay recuerdos de las ganancia que en su momento generó el viejo puerto de Cutuco, porque el cien por ciento de los obreros eran unionenses.

"Hay hombres que por muchos años se encargaron de descargar los fertilizantes en los barcos que atracaban en CORSAIN, pero hoy no tienen esa oportunidad y le corresponde al gobierno, reflexionar sobre esto", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación