Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estalla conflicto entre sindicatos de alcaldía capitalina

Una pugna laboral entre los sindicatos Astram y USMA provocó disturbios ayer, justo cuando el concejo celebraría una sesión que, entre otros puntos, incluía el tema de las plazas y nombramientos de parientes del edil capitalino en la alcaldía de San

La Policía capturó a al menos ocho personas, incluyendo a dos agentes del CAM, por los disturbios. foto EDH / HUBER ROSALES

La Policía capturó a al menos ocho personas, incluyendo a dos agentes del CAM, por los disturbios. foto EDH / HUBER ROSALES

La Policía capturó a al menos ocho personas, incluyendo a dos agentes del CAM, por los disturbios. foto EDH / HUBER ROSALES

Al menos tres lesionados y daños a varios vehículos dejó ayer por la mañana un violento enfrentamiento entre miembros de la Asociación Salvadoreña de Trabajadores Municipales (Astram) y la Unión de Sindicatos Municipales en Acción (USMA) frente a la alcaldía de San Salvador.

La violencia sindical estalló justo en la jornada cuando los 14 concejales de los distintos partidos políticos representados en el mismo esperaban la llegada del alcalde Nayib Bukele para iniciar la sesión, que entre sus puntos incluía los múltiples cuestionamientos por la contratación del primo del edil, Hassan Bukele, como secretario municipal, además de los puestos que asumieron su hermano, Yamil Bukele, en el Instituto Municipal del Deporte (Imder) y su cuñada, Arena Ortega, en la Unidad de Cooperación Externa (leer nota aparte).

USMA, un sindicato que según algunos de sus miembros apoya la gestión del alcalde capitalino, se mostraron descontentos por el recién nombramiento del dirigente de Astram, Rolando Castro, como coordinador de parques y zonas verdes, por lo que llegaron a uno de los portones de acceso de la comuna solicitando una reunión con el edil capitalino, quien no los recibió.

En tanto Astram, que siempre mantuvo una buena relación con la administración pasada, llegó a la alcaldía para reunirse con el concejo para expresarle diversas peticiones de mejoras a los empleados, pero ya caldeados los ánimos, miembros de USMA denunciaron que comenzaron a ser agredidos por los de Astram con palos y piedras.

El edil capitalino, quien según informó la comuna no llegó a la sesión del concejo por seguridad, se limitó sólo a opinar en su cuenta de Twitter sobre el conflicto.

"¿Pleito entre sindicatos sin peticiones laborales? Definitivamente a los poderes fácticos no les interesa El Salvador, más que como finca. A los mismos de siempre les decimos: No nos van a vencer con manuales de los 70's. David venció a Goliat...", consignó en su cuenta de Twitter.

Arely Mendoza, miembro de Astram, aseguró que ellos no iban armados de piedras, "solo llevábamos lo que íbamos a pedir. Al llegar nos agredieron de la nada".

Por su parte, el secretario de comunicación de USMA, Ricardo Flores, reconoció que ellos se abocaron para pedir la destitución de Castro, quien según él no merece el cargo.

"Castro no velará por los derechos de los trabajadores, por eso no es posible que esté allí. Los secuaces de Castro nos han agredido", afirmó Flores, quien se desligó de haber iniciado el choque entre los sindicatos.

Pero, paradójicamente, los miembros de su asociación portaban una pancarta con la leyenda: "USMA a operación limpieza en la alcaldía de San Salvador".

En tanto, Domingo Pérez, también representante de USMA, dijo que esperaban ser recibidos por el edil para "decirle que necesitamos justicia laboral, limpiando esa pacotilla que mantiene en zozobra a los empleados", señaló.

Eran las 8:30 de la mañana cuando miembros del sindicato que prefirieron el anonimato declararon que hay 68 plazas fantasmas en la alcaldía de San Salvador, tras lo cual se desencadenó la batalla campal entre ambos sindicatos, en la 9a. Calle Oriente y Avenida Cuscatancingo frente a la comuna capitalina.

El altercado, incluso, llevó a los miembros de Astram a argumentar que presuntos miembros de pandillas de la zona del parque Libertad habían sido contratados para lanzarles piedras en momentos que demandaban audiencia del alcalde, detalló José Mauricio Mena Vargas, secretario de Conflictos de la Asociación Salvadoreña de Trabajadores Municipales (Astram).

"Un grupo de policías que resguardaba el orden de la manifestación fue acorralado por los atacantes, lo que obligó a la Policía a disparar al aire para dispersarlos", explicó el sindicalista.

Como resultado, tres activistas resultaron lesionados, quienes fueron trasladados por socorristas de Comandos de Salvamento a un hospital capitalino.

También la Policía capturó a ocho personas, entre ellas a dos agentes del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) por los delitos de daños, lesiones, desórdenes públicos y amenazas, informó un oficial de la PNC.

Un inspector de la Policía, quien no se identificó, aclaró que dos sindicatos de la alcaldía entraron en pugna ayer, unos apoyando al nuevo alcalde y otros que no, todo por el nombramiento de un jefe, supuestamente Rolando Castro, de Astram.

El paso vehicular por la 9a. Calle Oriente detrás de la alcaldía de San Salvador fue suspendido por más de dos horas.

En tanto el concejal por ARENA, Gerardo Calderón, rechazó el estallido de violencia y señaló que el edil de San Salvador debe ser quien cumpla las demandas de estos grupos para evitar que haya choques como el de ayer, y señaló que su partido se desmarca de cualquier acto violento.

"Creemos que todo administrador debe administrar en función del bien común, de los capitalinos, y creemos que el señor alcalde debe tomar las medidas para entablar conversaciones con estos sindicatos y responder en la manera que sea posible sus peticiones", aseguró.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación