Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escuelas de La Unión sin recibir bono alimenticio

Son 377 escuelas que recibirían, hasta julio, los alimentos. En mayo y junio no tuvieron

En muchos centros educativos, padres de familia preparan los alimentos cuando hay. Foto edh / archivoNumerosos centros de estudio del departamento son afectados por la falta de víveres que el Mined se había comprometido a entregar. Foto edh / insy Me

En muchos centros educativos, padres de familia preparan los alimentos cuando hay. Foto edh / archivoNumerosos centros de estudio del departamento son afectados por la falta de víveres...

En muchos centros educativos, padres de familia preparan los alimentos cuando hay. Foto edh / archivoNumerosos centros de estudio del departamento son afectados por la falta de víveres que el Mined se había comprometido a entregar. Foto edh / insy Mendoza

LA UNIÓN. Durante mayo y lo que va de junio, los alumnos de la escuela parvularia María Luisa Marcía, no han recibido los alimentos que el Ministerio de Educación (Mined) debería haber entregado, en el marco de un programa gubernamental encaminado a mejorar la nutrición de los estudiantes y el rendimiento escolar.

Lo grave, según autoridades educativas de diferentes centros escolares, es que la situación se repite en cada una de las 377 escuelas del departamento unionense.

Según educadores, son tres veces al año que el Mined les proporciona los alimentos a las escuelas para que estas puedan darlos, ya preparados, a los alumnos. La única entrega la realizaron en febrero pasado.

Los más afectados, según las madres de familia y los docentes, son los niños y niñas que vienen de hogares en extrema pobreza, que salen de sus casas sin desayunar o almorzar o solo han tomado una taza de café.

En el caso de la escuela parvularia, los pequeñitos llegan a sus casas dándoles quejas a sus padres que "en la escuela no les dieron arroz con leche. Ya se habían acostumbrado", dice una madre de familia.

La directora de la escuela, Olga Lemus, indicó que desconoce las causas del atraso en la entrega de alimentos, y que "son 750 los alumnos afectados, quienes todos los días sacan su vaso y plato pidiendo y preguntando por la comida, más que todo, el arroz con leche, pero nosotros les decimos que pronto se los daremos".

Según Lemus, ya les confirmaron en la departamental que el 3 de julio les entregaran los sacos con arroz, frijoles, azúcar, la Incaparina, y una parte de aceite, "el resto de ingredientes para hacerles una buena alimentación a los niños, ya corre por cuenta de los padres", dijo la educadora.

"En febrero, nos dieron la primera parte de alimentos, y eso nos cubrió los meses de marzo hasta abril, pero, para mayo y junio, ya no nos alcanzó y se atrasaron en darnos la segunda entrega, pero esperamos que el problema esté resuelto a partir de julio, porque los niños están desesperados, eso les ayuda bastante en su aprendizaje", dijo Lemus.

Cristina González tiene una sobrina en la escuela parvularia y dice que es afectada porque "a veces tenemos para comprar la cora del pan, o darles una galleta a los cipotes, pero a veces solo se toman el cafecito y así se van con la esperanza, que al menos al llegar a la escuela, les espera el arrocito con leche, pero llevan dos meses que no les han dado, estamos sorprendidos por ese atraso".

Iliana Cañas, otra madre de familia, dice que sus hijos "llegan diciendo o preguntan hasta cuando les darán su arrocito con leche, porque ya están acostumbrados, y hay padres que a veces no tienen pisto para darle a los niños para que compren una galletita, entonces, sí hemos sido afectados en estos dos meses que no ha dado los alimentos el Ministerio de Educación".

Carlos Reyes, director departamental de Educación, confirmó que la segunda entrega de alimentos de este año, está programada para el 2 y 3 de julio y que "para el día dos estaríamos entregando a todas las escuelas de la zona centro y norte del departamento, y el día tres a todas las escuelas de la zona sur".

En cuanto a los dos meses que han estado sin los alimentos, Reyes dice que en algunas escuelas no hubo ese problema, porque los que racionaron los alimentos, aún tienen en existencia. "El sistema de administración del programa de alimentación les permitió darle mayor cobertura todo este tiempo", dijo, para después confirmar que hay escuelas a las que no les ajustó para cubrir estos dos meses.

Reyes dijo que el tema de la entrega de alimentos lo ve una dependencia del Ministerio de Educación, específicamente, la dirección General de educación. "Son ellos los que llevan la programación, a nosotros únicamente nos mandan la programación de la entrega, pero el desfase no ha sido tan grande", manifestó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación