Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escuela de isla Meanguera está sin agua desde 2014

Ministerio de Educación dijo no estar enterado de la carencia, pero que dará seguimiento al caso

La bomba del centro no funciona desde noviembre de 2014. Foto EDH / Insy Mendoza

La bomba del centro no funciona desde noviembre de 2014. Foto EDH / Insy Mendoza

La bomba del centro no funciona desde noviembre de 2014. Foto EDH / Insy Mendoza

LA UNIÓN. Desde noviembre del año pasado, los alumnos del Complejo Educativo de la isla Meanguera del Golfo deben acarrear agua para el aseo de los servicios sanitarios y las labores de limpieza en la institución, debido a que la bomba instalada en el pozo de la comunidad está dañada.

La bomba es propiedad de la escuela, es decir, del Ministerio de Educación (Mined) y aunque el agua no es apta para el consumo por ser salada, es necesaria para las acciones de limpieza.

Debido a la falta de agua en el centro, los alumnos, para hacer uso de los baños deben caminar varias cuadras hasta un puesto de la Fuerza Naval, en donde les facilitan el líquido.

Otros prefieren usar los baños municipales que están en el malecón turístico y pagan 35 centavos de dólar con el fin de evitar la caminada y cargar los cántaros con agua.

Para los niños de parvularia la situación es más complicada, y por eso los padres de familia se han coordinado y todos los días se turnan para acarrear agua y llenar los barriles plásticos con agua, para que los pequeñitos sigan usando los servicios. Mientras que para hacer la limpieza, los padres llevan el agua para lavar los trapeadores que usan para hacer todo el aseo.

El director de la escuela Jimmy Avilés, dijo que ya tienen los fondos para comprar la bomba e instalarla y que "posiblemente la compraremos el mes que viene, estamos sin agua y hemos iniciado este año con ese problema, la vida útil de la bomba ya terminó porque tiene unos doce años".

Los fondos para comprar la bomba ya los tiene la escuela y son parte de un remanente del bono que les quedó del año pasado.

"En el apostadero de la Naval les dan el agua, los cipotes van con los cántaros y se organizan por grados, porque es necesario para hacer la limpieza y seguir usando los baños", reiteró Avilés.

Los estudiantes por su parte, aseguran que todos los días van a traer agua. "A dos cuadras de distancia voy a traer agua de uno a dos cántaros para hacer el aseo, y cuando queremos ir hacer nuestras necesidades nos vamos afuera de la escuela y usamos los baños que están cerca", dijo Yordi González, alumno de segundo año de bachillerato.

Otro alumno es Samuel Cruz, quien asegura que "todavía no han dicho cuando repararán la bomba, estamos así desde noviembre del año pasado".

Carlos Reyes, director departamental de Educación, aseguró que el Ministerio de Educación no tiene conocimiento de la situación, pero dijo entender que si el director de la escuela no ha informado, es porque tiene los fondos para resolver.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación