Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escuela Especial ya tiene un local propio

Ocho meses duró la construcción del centro migueleño

La Escuela se encuentra frente a la Unidad Médica del Seguro Social en San Miguel. foto edh / LUCINDA QUINTANILLA

La Escuela se encuentra frente a la Unidad Médica del Seguro Social en San Miguel. foto edh / LUCINDA QUINTANILLA

La Escuela se encuentra frente a la Unidad Médica del Seguro Social en San Miguel. foto edh / LUCINDA QUINTANILLA

SAN MIGUEL. Sandra, junto a su hijo de ocho años, Carlos Daniel, mostraron su entusiasmo por adquisición, edificación e inauguración de un local propio de la Escuela de Educación Especial.

Carlos Daniel es uno de los 200 alumnos beneficiados con la construcción de la escuela, obra que fue apoyada por el gobierno de Japón.

Durante casi una década, el personal docente, sus alumnos y los padres de familia, tuvieron que ejecutar el programa educativo para los jóvenes con capacidades especiales, en lugares arrendados.

"Por años la escuela estuvo en otros lugares alquilando, ahora los niños podrán disfrutar de un espacio más grande para poder desarrollarse libremente", dijo González.

La nuevas instalaciones fueron inauguradas ayer, aunque la escuela tiene 37 años de dar sus servicios.

La construcción de la escuela se llevó a cabo en ocho meses, según lo detalló el alcalde migue leño Wilfredo Salgado.

"Duró poco tiempo la construcción, pero el proceso fue de un año para que nos pusiéramos de acuerdo con la Embajada de Japón y el Ministerio de Educación para firmar todos los convenios y que todo fuera legal", dijo Salgado.

La Embajada de Japón hizo el mayor desembolso para la construcción de la escuela con 336 mil dólares.

Un segundo aporte fue brindado por el Ministerio de Educación (Mined) con 53 mil dólares.

Mientras que la comuna aportó una tercera contrapartida de 27 mil 500 dólares. La comunidad educativa aportó ocho mil 50 dólares.

La inversión en la escuela fue superior a los 400 mil dólares.

La infraestructura consta de 12 aulas, servicios sanitarios, cocina, bodega y otras obras exteriores para que los alumnos reciban clases en condiciones óptimas.

Salgado argumentó que la escuela fue construida en una de las mejores áreas verdes de la ciudad.

Se ubica sobre la Calle Hermanos Maristas y Avenida Los Ángeles, frente al área de emergencia del Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

Según el Embajador de Japón, Yasuo Minemura, "como Embajada ayudamos en aquellos proyectos sociales que contribuyan al desarrollo de la sociedad, en este caso era necesario invertir en la escuela que tanto la necesitan".

Minemura detalló que fue a través del Programa de Asistencia Financiera No Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APCS) que llevaron a cabo la construcción.

María Amaya, una de las maestras que imparten clases en la sección de parvularia, dijo que "es un sueño hecho realidad contar con nuestras propias instalaciones, antes teníamos un espacio físico limitado y los niños no podían desarrollarse libremente".

En la escuela se imparte terapia de lenguaje, formación laboral, informática y educación física para favorecer el desarrollo de sus alumnos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación