Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Educa Hoy

Escuela Americana y Global Smile cumplen su labor social

Estudiantes colaboraron como traductores de inglés-español

Estudiante de la Escuela Americana con médicos de Global Smile

Estudiante de la EA traduce diagnóstico de paciente en proceso para intervención quirúrgica | Foto por Omar Martínez

Por cuarto año consecutivo, la Escuela Americana (EA), se une a las jornadas médicas de Global Smile Foundation (GSF), cumpliendo de esta forma su objetivo de ayudar a la comunidad, a la vez brindan apoyo a estudiantes de la escuela que han expresado su deseo de estudiar medicina.

Los estudiantes colaboran como traductores de inglés-español, cumplen con su horario de servicio social y se familiarizan con la atención médica.

Al respecto, Estelí de Mejía, directora de servicio social de la Escuela Americana, dijo que se siente orgullosa de los jóvenes. “Este servicio social les cambia la vida a los niños, porque no solo se llevan una sonrisa de momento sino de por vida”.

Entre 50 y 70 estudiantes de noveno y décimo grado se involucran en proyectos internos con el objetivo de recolectar alimentos para los niños internados en el Hospital Bloom.

“Las familias de la mayoría de pacientes son de escasos recursos económicos por lo que el esfuerzo continúa dentro de la escuela con la recaudación de alimentos para estos niños”, aseguró De Mejía.

Para Daniel Novoa, estudiante de la Escuela Americana quien participa por tercera vez en la jornada médica, “es una experiencia muy grata el hecho de ayudar a los niños y médicos que realizan esta importante labor”.

Sobre la misión

Este año, Global Smile Foundation (GSF) beneficiará a más de 30 niños de diferentes puntos del país con cirugías y tratamiento completo de labio leporino y paladar hendido. Es la treceava ocasión que la fundación con presencia internacional realiza las jornadas con el apoyo de cirujanos especializados del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom.

El presidente de GSF, Usama Hamdam, aseguró que Global Smile opera con lo último en tecnología y especialistas que se dedican a tratar pacientes con labio paladar hendido en sus países de origen, la misión está compuesta por 25 miembros entre médicos y voluntarios.

“Todo nuestro personal es experto en el tratamiento de labio paladar hendido, además damos seguimiento de hasta 11 años a los pacientes para que su recuperación sea completa”, dijo.

Además el galeno opinó sobre sobre la experiencia de trabajar con pacientes y colegas salvadoreños. “Ha sido una experiencia increíble y muy satisfactoria, la gente es muy amistosa, las familias siempre están luchando por sus hijos y los colegas salvadoreños también hacen todo lo mejor para sus pacientes”.

Por su parte la doctora Patricia Quezada, jefa de cirugía plástica y quemados del Bloom, aseguró que el hospital cuenta con un equipo multidisciplinario e integral que se encarga de tratar a pacientes con labio paladar hendido los 365 días del año.

“El trabajo con Global Smile nos ayuda a tener una relación tecnología y un crecimiento en las intervenciones, además nuestro personal aprende nuevas técnicas quirúrgicas y métodos para tratar esta patología”, aseguró.

La especialista destacó que el labio paladar hendido es una anomalía congénita causada por diferentes factores, el 25% de los casos es genética mientras en otros está asociada a aguas contaminadas y productos químicos usados en la agricultura, para evitar patologías como labio paladar hendido los médicos recomiendan consumir de ácido fólico antes del embarazo.

La labor de GSF se hace posible gracias a la colaboración del Hospital Bloom, Fundación Sagrera Palomo, Club Kiwanis Los Robles, Gente Ayudando Gente, Smile Train, American Airlines, Hotel Hilton Princess, AmeriCares, Brother's Brother Foundation y voluntarios de la Escuela Americana, Colegio Los Robles y el Instituto Americano de Educación Superior.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación