Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escrituran solo seis familias en proyecto Casa para Todos

Gobierno realizó fuerte inversión para la construcción de viviendas en dos proyectos

El proyecto en Procavia consta de dos niveles, cuenta con área verde, zona para recreación, muro perimetral y caseta de seguridad. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ

El proyecto en Procavia consta de dos niveles, cuenta con área verde, zona para recreación, muro perimetral y caseta de seguridad. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ

El proyecto en Procavia consta de dos niveles, cuenta con área verde, zona para recreación, muro perimetral y caseta de seguridad. Foto EDH / CRISTIAN DÍAZ

SANTA ANA. El proyecto gubernamental de Casa para Todos continúa generando poco interés entre la población, a pesar de que fue anunciado como uno de los principales proyectos de carácter "social" de la actual administración del presidente Mauricio Funes.

Así se refleja en las familias que hasta la fecha han logrado escriturar alguno de los 1,364 apartamentos que fueron construidos en los proyectos denominados Procavia y Santa Lucía, ambos en Santa Ana.

El viceministro de Vivienda y Desarrollo Urbano y presidente de Fonavipo, Tomás Chévez, realizó ayer la entrega de escrituras de compraventa de apenas seis apartamentos en Procavia.

Dicho proyecto lo conforman 416 apartamentos, que constan de sala, comedor, dos habitaciones, baño y área para usos múltiples.

Otras 16 familias están en proceso de escrituración en este mismo condominio.

La primera escrituración se da luego de más de un año que terminaron de construir los apartamentos. Las viviendas en Procavia fueron finalizadas en marzo de 2012, según Fonavipo.

Pero Chévez expresó que fue hasta ayer que se lograron las primeras escrituraciones porque "no estaban concluidos los trámites de recepción de las unidades y se estaban dando los últimos toques porque queríamos presentar proyectos terminados".

La situación en Santa Lucía es aún peor; pues, hasta la fecha, no han entregado ninguna escritura de venta.

El funcionario dijo que hay ocho familias en ese proceso, aunque ahí fueron construidos 948 apartamentos, similares a los de Procavia.

Una de las críticas que ha recibido Casa para Todos es que los apartamentos no son económicamente accesibles para personas de escasos recursos.

Cuando inició el proyecto, un aspirante debería de tener ingresos familiares de más de $500. Pero Chévez dijo que la situación cambió porque los terrenos donde se construyeron los proyectos, fueron donados por el gobierno.

Esto permitió que el valor de los apartamentos disminuyeran unos $4 mil en Procavia y $6 mil en Santa Lucía.

Actualmente, el valor promedio de un apartamento es de $18,400 y el aspirante debe tener ingresos mensuales entre los $380 y $390.

Sin embargo, para algunas familias los ingresos siguen siendo elevados.

Por ejemplo, una mujer que ayuda a vender tortillas en el mercado Central, de Santa Ana, apenas gana siete dólares al día. Al mes son $210 por lo que la fémina no podría aplicar, de acuerdo con los ingresos que pide el proyecto.

La cuota mensual que deberán de pagar las familias que escrituraron son $100, según dijo Chévez.

Al ser cuestionado sobre si los ingresos requeridos siguen siendo altos, dijo que los precios están de acuerdo al tipo de apartamentos que están ofreciendo.

"En cualquier mesón una familia puede estar pagando $70 (o) $80, compartiendo baños con (las) demás personas y acá va a ser un apartamento exclusivamente para su familia", dijo.

Sin embargo, un cuarto en un mesón santaneco ronda los $35, de acuerdo con propietarios de mesones consultados por este rotativo.

Chévez dijo que para las familias que no alcanzan a llenar ese requisito, el gobierno tiene otro tipo de ayuda.

Una de ellas, manifestó, es la contribución de subsidio entre los 4 mil y 5 mil dólares para la adquisición de viviendas.

Además expresó que solo en los primeros años de gestión de la presidencia de Funes han invertido más de $446 millones en vivienda.

Las personas que escrituraron ayer dijeron sentirse contentas porque ya no alquilarán. "Desde que empezó el proyecto me gustó el lugar"; dijo Marta de Chávez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación