Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escasez de agua afecta a Ataco

El problema no es nuevo, pero se ha agudizado en los últimos meses. Hay, al menos, un cantón que tiene tres años de no tener el servicio

Escasez de agua afecta a Ataco

Escasez de agua afecta a Ataco

Escasez de agua afecta a Ataco

AHUACHAPÁN. Concepción de Ataco se encuentra a una altura de 1,275 metros sobre el nivel del mar. De ahí que no sea raro que su significado en náhuat sea "Lugar de elevados manantiales". Sin embargo, esto contrasta con la realidad que viven los residentes de este pintoresco municipio.

Desde agosto del año pasado el casco urbano y, al menos, tres cantones han experimentado una escasez de agua que, en teoría, es proporcionado por la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda).

Pero la situación más grave la viven las 37 familias que forman el cantón El Limo, ya que en este lugar no reciben agua desde hace tres años, cuando la Anda le quitó el proyecto de agua a la municipalidad, que era la que lo administraba.

El presidente de la directiva comunitaria de este cantón, José Santos Herrera, explicó que el proyecto de agua potable había sido ejecutado gracias al apoyo del Club Rotario Internacional, en California, Estados Unidos.

Dicha información fue corroborada por Óscar O'conor, director de asuntos internacionales del Club Rotario Internacional, en el país del norte, quien agregó que las obras tuvieron un costo aproximado entre 35 y 40 mil dólares.

"Estamos preocupados por la situación que está viviendo esta comunidad. Estamos para ayudar y no es justo que nuestro esfuerzo haya sido en vano y la gente sufra de escasez de agua", lamentó O'conor vía telefónica desde Estados Unidos.

Agregó que están a la espera de poder tener un contacto directo con la embajadora de los Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, para poder solucionar el problema; de lo contrario, "nos veríamos en la penosa situación de poner a El Salvador en una lista negra", opinó.

El directivo comunal del cantón El Limo explicó que cuando Anda le quitó el proyecto a la alcaldía, ellos preguntaron qué tenían que hacer para seguir teniendo el líquido.

"Nos sugirieron presentar un listado. Lo presentamos y al final nos dijeron que era por gusto estar dando vueltas porque no podían subir el agua, porque había que hacer un cambio de tubería", explicó Herrera.

Para paliar la necesidad de agua de estos habitantes, la comuna de Ataco lleva agua a través de pipas y llena los cuatro tanques donados por el Club Rotario, y de ahí la distribuyen.

Pese a ello, eso no alcanza y tienen que caminar hasta un kilómetro para ir al vertiente más cercano a llenar un cántaro con agua.

Las necesidades

Otros lugares que están viviendo la situación de escasez de agua son el caserío El Ciprés, del cantón El Arco; el caserío Miramar, del cantón El Naranjito; y caserío El Espino, del cantón La Ceiba.

El administrador de los tanques de agua de este último lugar, Francisco Hernández, indicó que ya pidieron una explicación a la Anda, a través de una carta que firmaron los afectados. Sin embargo, a la fecha no han tenido ninguna respuesta.

"(Empleados de la Anda) han bajado (a los tanques) y han visto que no hay agua. Creen que solo con venir a ver está la solución", lamentó Hernández.

Mariana Alvarado, ama de casa de esta zona, explicó que tienen que ir a los ríos a proveerse de agua, caminando hasta dos horas. Además, a la medianoche viajan hasta el pozo más cercano a llenar un cántaro, donde la espera a veces es hasta de una hora.

Por su parte la Anda, a través de la unidad de comunicaciones, informó que en los referidos cantones habían conexiones ilegales de agua potable, empalmados por parte de la alcaldía.

"Anda lo que hizo fue cortarles el servicio porque el recurso hídrico estaba siendo hurtado. Esto (la conexión ilegal) es lo que ha causado la deficiencia en diferentes lugares del casco urbano de Ataco", aseguró la unidad de comunicaciones de la autónoma.

Sin embargo, pese a que la Anda suspendió el abastecimiento en esas zonas rurales, el servicio en la cabecera departamental continúa siendo deficiente.

Mauricio Linares reside en el barrio El Calvario, lo confirmó. Aseguró que la Anda suspende el agua sin previa notificación. "Eso lo han hecho con el fin de abastecer las colonias más altas, cerrando las válvulas aquí (en el casco urbano); pero es mentira porque el agua no está llegando a los barrios altos", aseguró Linares.

La autónoma explicó que no brindan el servicio a ninguno de estos cantones por la ilegalidad en la que estaban. No obstante, los habitantes del cantón La Ceiba aseguraron que cancelan un dólar mensual por un servicio que no reciben.

Por su parte, el alcalde de Ataco, Oliverio Gómez, manifestó que en diciembre pasado le hizo saber la situación al presidente de la Anda, Marco Fortín, durante una reunión de la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (Comures). "Él prometió que iba a tratar de resolver el estos problemas, yo espero que él ya esté informado de todo esto", dijo Gómez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación