Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Equipo en mal estado dificulta labor de bomberos en oriente

Las motobombas de La Unión y San Miguel son las que más fallas presentan

Durante el incendio ocurrido el pasado 1 de julio, el personal de bomberos no pudo utilizar el equipo debido a desperfectos en la motobomba. foto edh / archivo

Durante el incendio ocurrido el pasado 1 de julio, el personal de bomberos no pudo utilizar el equipo debido a desperfectos en la motobomba. foto edh / archivo

Durante el incendio ocurrido el pasado 1 de julio, el personal de bomberos no pudo utilizar el equipo debido a desperfectos en la motobomba. foto edh / archivo

Un incendio de grandes proporciones que calcinó seis negocios en Santa Rosa de Lima, La Unión, el pasado 1 de julio, dejó al descubierto los problemas que enfrentan las seccionales de bomberos de la zona oriental para la atención de emergencias con efectividad.

El día del suceso, la motobomba que llevaba la seccional de San Miguel para sofocar las llamas se arruinó en plena emergencia y los elementos no pudieron utilizarla a pesar de la gravedad del siniestro.

José Antonio Vásquez, jefe de la seccional de bomberos en San Miguel, explicó que "tuvimos desperfectos mecánicos en la motobomba cuando llegamos al lugar del incendio, el equipo no funcionó, no lo pudimos usar".

Vásquez mencionó que es necesario que les envíen una flota, ya que les preocupa que los equipos más potentes para la atención de emergencias les estén fallando por el mal estado en que se encuentran.

Los habitantes aseguran que el problema no es la falta de voluntad de los elementos, si no los malos equipos.

Romeo Perla, uno de los afectados en el incendio de Santa Rosa, indicó que "nosotros entendemos que los bomberos vienen de lejos y ellos hicieron todo lo posible por ayudar".

La seccional de la Unión también tiene problemas en sus equipos, donde la motobomba que utilizan para las emergencias presenta desperfectos constantemente.

Elementos de la seccional explicaron que hace pocos días fue reparada la moto bomba que poseen, la cual no utilizaban debido a los desperfectos.

"Desde el 2005 la motobomba nos falla, porque su vida útil ya caducó; desde 1990 la tenemos en uso y nunca la han cambiado, a estas alturas como no va a dar problemas", dijo uno de los bomberos de la seccional, que prefirió no identificarse.

Argumentó que les preocupa que los equipos estén dañados, porque eso los hace vulnerables ante las emergencias, lo que podría significar tragedias de mayores dimensiones al no tener con qué zofocar los incendios.

"Ojalá en algún momento nos cambien los equipos, porque ya no sirven y eso hace vulnerables a las seccionales de la zona al no poder atender las emergencias como se debe", reiteró el bombero.

Más problemas

Además las secciónales de Morazán y Usulután necesitan más personal para atender cada departamento.

"En Morazán sólo hay cuatro bomberos, necesitamos al menos seis para cada turno, porque cuando surgen emergencias no es fácil atenderlas", reiteró Óscar Rivera.

En Usulután, la carencia de personal es similar, por lo que solicitan a las autoridades aumentarlo, pues su labor es importante para la población.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación