Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Entregan terreno a escuela para practicar deporte

La escuela urgía de predio para hacer cancha

Por años, la comunidad impulsó el proyecto de adquirir terreno. Foto EDH/ insy Mendoza

Por años, la comunidad impulsó el proyecto de adquirir terreno. Foto EDH/ insy Mendoza

Por años, la comunidad impulsó el proyecto de adquirir terreno. Foto EDH/ insy Mendoza

LA UNIÓN. El comité Jagüeyeños Unidos USA, integrado por residentes de las comunidades del cantón El Jagüey, en el estado de Maryland, de Estados Unidos, donó un terreno al centro escolar de cantón El Maculis, en la jurisdicción de Conchagua, para que ejecute un proyecto de canchas deportivas.

Una de las principales necesidades que tienen los alumnos es un espacio para practicar el deporte, razón por la que tienen varios años de usar el patio, un área rústica de la escuela, como cancha para jugar fútbol y realizar sus ejercicios.

La población educativa ronda los 300 estudiantes, según los registros de matrícula para el presente año.

Romeo Escobar, tesorero del comité, dijo que la inversión en el terreno a donar es de 15 mil dólares.

Agregó que "es un trabajo de un año" en el que hicieron una diversidad de actividades en el exterior, para recaudar fondos.

"Toda la gente de las comunidades de El Jagüey, Las Mueludas y Maculis que reside en Maryland se ha unido a la colaboración para ayudar a nuestras comunidades", dijo Escobar.

Agregó que están trabajando para implementar un programa de becas para los estudiantes de las diferentes escuelas de la zona costera del municipio de Conchagua.

Fausto Ramírez, padre de familia y dirigente de la comunidad, manifestó que es una lucha de muchos años para adquirir el terreno aledaño a la escuela. Señaló que "sabemos que en la escuela no hay un lugar adecuado para que ellos se desarrollen, pero logramos hacer las gestiones con los representantes locales del comité y hemos tenido respuesta".

Según Elsy Lorena Benítez, directora de la escuela, es una aspiración que iniciaron hace cuatro años y que ahora rinde sus frutos.

"En vista que teníamos niños que se quiebran los brazos o las manos jugando en el patio de la escuela que no tiene la condición para usarlo como cancha, hemos tenidos respuesta con la donación del terreno", explicó.

La meta es seguir gestionando con organizaciones que quieran apoyarles en la construcción del área deportiva.

"Los niños, padres de familia y maestros estamos contentos porque hemos logrado el primer paso, es el terreno, falta más y esperamos lograrlo, hacer la cancha multifuncional para que los alumnos puedan recrearse", agregó la educadora.

En septiembre de 2013, EDH publicó la necesidad de los estudiantes y autoridades escolares de adquirir un terreno idóneo para la práctica deportiva.

Entonces, los maestros detallaron que los jóvenes tomaban con dificultades los recreos dirigidos y las clases de educación física.

Tanta es la necesidad de divertirse que improvisaron una pequeña cancha para jugar fútbol en un reducido espacio del patio de la escuela.

Cada inicio de año, todos recogen las piedras del referido terreno y limpian el área para improvisar porterías de palos y tubos.

Cada vez que llueve se les dificulta jugar porque el terreno se vuelve fangoso, y cuando pasan las tormentas, de nuevo recogen las piedras que quedaron después del paso de las correntadas de agua.

En ese tiempo ya barajaban la probabilidad de comprar un terreno, pero hacía falta el dinero.

Sin embargo, casi dos años después, el deseo se les ha hecho realidad, gracias al apoyo de los hermanos lejanos, según dijeron los beneficiados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación