Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Entregan insumos a mujeres para reducir trabajo infantil en Izalco

El programa finaliza en febrero, pero alcaldía continuará su trabajo directamente con los menores de edad. Varias mujeres recibieron apoyo para implementar diversas actividades productivas

Izalco

Algunas mujeres beneficiadas con la iniciativa recibiendo la parte teórica de la capacitación.  foto edh / cristian díaz  | Foto por Cortesía

Algunas mujeres beneficiadas con la iniciativa recibiendo la parte teórica de la capacitación.  foto edh / cristian díaz 

Nueve mujeres originarias del caserío San Diego, cantón Cruz Grande, en Izalco, recibieron recientemente insumos, herramientas y capacitación para que instalen sus propios negocios de panadería y otras ramas productivas, lo que les permitirá generar ingresos económicos para sus grupos familiares.

La entrega forma parte del proyecto “Erradicación del Trabajo Infantil en El Salvador a través del empoderamiento económico y la inclusión social”, que impulsa la alcaldía de Izalco, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Fundación Promotora de la Competitividad de la Micro y Pequeña Empresa (Centromype).

A través de este proyecto también buscan aumentar los ingresos familiares mediante asistencia técnica, provisión de herramientas e insumos básicos, así como vínculos a mercados, con el fin de mejorar la productividad y competitividad. 

Además de la formación vocacional, inserción laboral y apoyo a iniciativas empresariales dirigidas a jóvenes y mujeres adultas. 

El proyecto en Izalco se desarrolla desde noviembre de 2013 y finaliza este mes. 

Ha sido ejecutado en las comunidades Cruz Grande, Piedras Pachas, San Isidro, y Las Marías, donde han sido beneficiados 189 familias de 256 identificadas; sin embargo, 67 rechazaron participar en el mismo.

Esto último porque todos los miembros de la familia trabajan y argumentaron no tener tiempo de participar en las jornadas de capacitación, que es uno de los requisitos para ser beneficiados con el proyecto.

El documento “diagnóstico del trabajo infantil en Izalco”, proporcionado por la alcaldía, consigna que de acuerdo al Censo Escolar 2013 en dicho municipio existían 1,143 menores entre los 5 y 17 años que asisten a la escuela y trabajan.

De ellos, el 43% se dedicaban al trabajo de siembra y corta de café;  “actividad que representa un alto riesgo en la salud de los niños por las bajas temperaturas, altos y excesivos horarios y el uso de materiales que pueden dañar a los niños. Además, es probable que muchos de ellos utilicen químicos y pesticidas en el desarrollo de sus actividades”, señala el documento.

Menos trabajo infantil

El programa ha permitido que el 40% de los menores haya dejado de trabajar.

Susana Ramos, de la alcaldía de Izalco, explicó que el compromiso que tienen las personas beneficiadas es que los niños sean retirados del trabajo infantil y reintegrados a la escuela.

Por ello, cada seis meses realizaban una evaluación para determinar si han dejado de trabajar y cómo va su rendimiento escolar.

El 20% de los menores que abandonó el trabajo infantil ya no regresó a la escuela por problemas de seguridad en sus comunidades.

Una de las beneficiadas con el proyecto, Mirna Hernández, de la comunidad Piedras Pachas, en Izalco, expresó que antes llevaba a su hija, ahora de 15 años, al campo para trabajar en la milpa.

Sin embargo, ahora solo se dedica al estudio. Cursa primer año de bachillerato, bajo la modalidad a distancia.

Otra hija, de 10 años, estudia tercer grado.

La iniciativa que ella desarrolló fue la elaboración artesanal de sandalias, las cuales eran comercializadas en la comunidad o la ciudad a $5 cada par.

Aunque dijo que ya tiene aproximadamente ocho meses de no producirlas por falta de fondos. Por ello tuvo que regresar a los trabajos en la milpa.

“Fuera bueno que el programa se repitiera en el cantón porque nos enseñan bastante”, dijo Hernández.

El alcalde, Alfonso Guevara, hizo el llamado a los padres de familia a no negarles la educación a sus hijos al involucrarlos en el trabajo infantil. 
El edil recapacitó que cuando tienen responsabilidades de adultos, se termina hasta los juegos propios de su edad.

“Los involucran tanto que les niegan la oportunidad de tener un desarrollo normal en su niñez; interfiriendo en su niñez y en el mismo desarrollo integral con la sociedad”, dijo Guevara.

La coordinadora de proyectos de Centromype, Mary Herrera de Retana, expresó que este tipo de oportunidades son aprovechadas por las personas que desean salir adelante, ya que hay quienes la desechan.

Dicha entidad fue contratada por la Organización Internacional del Trabajo para dar atención a los beneficiarios en el área empresarial, así como de entregar el capital semilla para que pongan en marcha las iniciativas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación