Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresa abandonó los trabajos de reconstrucción en escuela Blandón

La construcción de la escuela podría postergarse hasta el otro año

Sin techos luce el centro de estudios Basilio Blandón, de Usulután

Sin techos luce el centro de estudios Basilio Blandón, de Usulután | Foto por Lucinda Quintanilla

Sin techos luce el centro de estudios Basilio Blandón, de Usulután

USULUTÁN. La reconstrucción del edificio del Complejo Educativo Basílio Blandón está en abandono, después de que la empresa suspendiera  labores sin dar explicaciones a sus contratantes.

Desde hace tres semanas,   según explicaron en el Ministerio de Educación (Mined),   la empresa no volvió al sitio donde trabajaban y tampoco contestan los teléfonos para responder por el contrato que adquirieron en mayo pasado.

Mariceni de Salazar, del departamento de Infraestructura del Mined, explicó que la empresa que abandonó los trabajos, no tenía la orden de inicio y comenzó a remozar bajo su riesgo.

“Cuando buscamos la empresa para darle la orden de inicio no la encontramos y ahora tendremos que iniciar un nuevo proceso de licitación para contratar a una nueva empresa”, sostuvo de Salazar.

Roberto Barrera, director del centro de estudios mostró su preocupación y aseguró que “me informaron que no encuentran a los representantes de la empresa que contrataron, y ahora tendrán que abrir un nuevo proceso de contratación”.

Eso podría traducirse en un retraso de hasta cuatro meses más para poder contratar a una nueva constructora, lo que pondría en aprietos a la comunidad educativa de este centro escolar, pues por ahora alquilan un local a  una persona particular, cuyo contrato finaliza en octubre próximo.

Sumado a esta dificultad, los docentes aseguran que el lugar no es el adecuado para los más de mil 200 alumnos que posee el centro escolar.

“Estamos hacinados, los niños no tienen donde jugar, los espacios son muy reducidos y el calor es insoportable”, mencionó el director.

Agregó que lo que les preocupa son las condiciones en las que están los alumnos recibiendo sus clases y que no les permite rendir como deben, pues al menos en 34 de las 36 secciones debieron reducir una hora de clases para que todos los estudiantes puedan ingresar a clases.

“No podemos tener a todos los estudiantes en un mismo horario, porque no nos caben todos, hemos hecho tres turnos”, señaló el director.

Por ahora confían en que será el Ministerio de Educación el que seguirá pagando el alquiler de la casa para los estudiantes mientras terminan los trabajos en el edificio que está sin techos y sin paredes.

Otra de las preocupaciones es que deben pagar los servicios de agua y luz del edificio que alquilan, pero los fondos  en caja  chica que tenía la escuela se están terminando y eso obligaría, según dijo el director, a que recurran a los padres para que les ayuden.

“Hice el trámite con el Mined, pero me dijeron que como el recibo sale a nombre de la dueña de la casa, no lo pueden asumir”, sostuvo el director de la escuela.

Rafael Méndez, padre de familia, sostuvo que “los niños no tienen donde jugar y el calor es insoportable, es urgente que construyan la escuela”, manifestó.

De Salazar, señaló que los padres deben estar tranquilos porque el Mined sí construirá el edificio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación