Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Embudo en salida de Sta. Elena a Panamericana

Las obras de Fovial finalizarán en julio

Los conductores se quejan por los megaseparadores colocados a la salida del bulevar Santa Elena. La zona es un punto de tráfico lento. fotoS edh / MIGUEL VILLALTA

Los conductores se quejan por los megaseparadores colocados a la salida del bulevar Santa Elena. La zona es un punto de tráfico lento. fotoS edh / MIGUEL VILLALTA

Los conductores se quejan por los megaseparadores colocados a la salida del bulevar Santa Elena. La zona es un punto de tráfico lento. fotoS edh / MIGUEL VILLALTA

¡Un completo caos! Así definen los conductores al embudo vehicular que se genera todos los días en la intersección del bulevar Santa Elena con la carretera Panamericana, en el sentido hacia San Salvador.

Y es que la zona se ha vuelto un epicentro de embotellamientos, ya que el doble carril del bulevar Santa Elena se convierte a uno al incorporarse en la carretera, lo que causa una trabazón descomunal.

A eso se suma la alta carga de automotores que vienen de Santa Tecla y convergen con los que transitan por el bulevar, esa combinación hace que la fila de vehículos avance con lentitud en horas pico.

Los trabajos de recarpeteo del Fondo de Conservación Vial (Fovial) ya finalizaron en la zona, pero han colocado grandes separadores en la salida del bulevar Santa Elena para mantener circulación vehicular en dos carriles de la vía principal. Esa medida, en vez de agilizar el tránsito, lo vuelve más caótico.

El bulevar es una de las rutas alternas a la carretera, ya que conecta con el bulevar Orden de Malta, la carretera al puerto de La Libertad y el bulevar Sur, por eso los conductores la utilizan para "respirar" de los embotellamientos de la Panamericana, pero no logran el objetivo de esquivar el caos.

Byron Gómez viven en Santa Elena y se queja de los inconvenientes que debe enfrentar para salir del lugar. "Ya se hacía tráfico por la zona pero, con estos trabajos de Fovial y esos sapos que pusieron a la salida, causan caos", comentó. Raquel Pleitez coincidió con Gómez y le echó la culpa al gobierno por no pensar en el "calvario de los que pasan" por la vía.

"Cuando se hace un proyecto se deben tomar en cuenta todos las aristas y los posibles problemas, con base a ello se plantea una solución, pero solo hacen las obras por hacerlas y ya. Ojalá terminen los embotellamientos", dijo.

Pero no sólo los dueños de los automotores se encuentran con problemas de tráficos, ya que por la dificultad de salida por el bulevar Santa Elena, algunas unidades de las rutas 44 y 34 optan por usar la Avenida El Espino, que también conecta con la Panamericana.

Otro de los reclamos es la falta de gestores de tráfico para agilizar el tránsito.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación