Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Embotellamientos continúan en la Panamericana

Las obras de Santa Tecla a San Salvador del Fovial se realizan en dos sectores, Las Delicias y desde el kilómetro 9

Salir de Santa Elena se ha convertido en un dolor de cabeza para cientos de automovilistas que transitan por la zona, debido a los trabajos que se realizan en la carretera Panamericana, en dirección de Santa Tecla a San Salvador.

En esta zona, hasta llegar las cercanías de la Hacienda Los Miranda, el embotellamiento y el desorden se generan a toda hora a causa de la restricción de paso, actualmente solo un carril se encuentra habilitado para la circulación en este lugar.

En este punto crítico, cerca de el paso desnivel, se encuentran los que vienen desde Santa Tecla, los que salen de Santa Elena y aquellos que retornan de San Salvador.

"No han tenido una consideración con la ciudadanía, esto es un caos y lo peor es que no hay ni policías ni nadie quien dirija el tráfico, aquí vamos pasando a la fuerza", dijo Jorge Argueta, automovilista.

A pesar de que este es un punto crítico, el tráfico comienza desde más atrás, en el kilómetro 9 de la carretera, en el que se forma una fila interminable de vehículos livianos y pesados que buscan llegar a San Salvador.

En ese punto, aunque sí se puede circular, existe una restricción en el carril de occidente hacia la capital donde se encuentra la maquinaria. Solo un carril se encuentra abierto para el paso de los automotores que, al final, se topan con un caos descomunal.

Tales son los embotellamientos que las hileras de autos se extienden hasta tres kilómetros en la carretera, causando llegadas tardías, incremento en el gasto de combustible, estrés y malestar en los conductores.

De acuerdo con la unidad de comunicaciones del Fovial, los malestares se extenderán entre abril y mayo de 2014, cuando se prevé finalizar la renovación de la vía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación