Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Educando al otro lado del sistema educativo

Contextos llevó a cabo segundo congreso de formación docente, al cual asistieron 400 profesores, incluso de escuelas de centros penales.

Cárceles salvadoreñas con casi 30 mil prisioneros

Según los diputados, las audiencias se celebrarán desde los mismos centros penales. | Foto por Archivo

El día de ayer se llevó a cabo el segundo Congreso Anual de Formación Docente de la institución educativa Contextos, evento que reunió a 400 profesores de 55 escuelas del país, incluidos los centros de rehabilitación para jóvenes y centros educativos del sistema penitenciario. 

Durante la actividad se contó con la participación especial del periodista, José Luis Sanz, especialista en investigaciones sobre pandillas, y es que este fenómeno social que agobia a la población ha llegado hasta las escuelas, y es por esta razón que Contextos denominó su segundo Encuentro "La Literacidad en tiempos de violencia".

Con esto la organización educativa pretende generar consciencia entre el gremio de educadores y la población en general de que se tienen que tomar medidas urgentes para apoyar a los profesores en su labor de interacción con los entornos violentos tanto dentro como fuera de las aulas.

Contextos tiene una red de 470 docentes que trabajan en 55 escuelas a nivel nacional, su gran mayoría se dio cita ayer a la actividad. Muchos de estos profesionales laboran en centros de rehabilitación para jóvenes y centros penales. Ese es el caso de Mario Sánchez (director) y Henry Ávalos (docente) representaron la Escuela Alberto Masferrer, del Centro Penal de Quezaltepeque. Ambos impartieron clases en el sistema regular educativo en el pasado, y el hecho de trabajar con un grupo poblacional que se considera excluido de todos sus derechos y libertades les ha marcado su vida.

Sánchez menciona que el cambio “fue drástico” ya que es evidente las condiciones adversas en las que viven dentro del centro penal, adicional a esto, expresó que existen serias limitantes en cuanto a recursos didácticos y acceso a bibliografía.

Ante ese panorama Sánchez menciona que hay algo que lo motiva día a día a continuar con su labor de enseñanza, y es la voluntad y disposición que sus alumnos le ponen a su formación profesional, “a pesar de todo muestran interés para querer estudiar”.

De acuerdo al director del Centro Escolar Masferrer, existe un momento clave en el proceso educativo de los presos que inicia cuando se les explica que si bien es cierto ellos han perdido su libertad, eso no les quita su derecho a seguir educándose para salir adelante y buscar una nueva oportunidad de reinserción laboral.


Impacto en sus familias
Por su parte el profesor Ávalos, comentó que aunque hayan personas que están cumpliendo condenas de varias décadas, ellos como docentes tratan de motivarlos a que sean agentes de cambio en sus hijos y familiares que están fuera.

De acuerdo a Ávalos los espacios de visitas entre reclusos y familiares sirven para transmitir ese espíritu de superación que sienten al alcanzar sus logros educativos.

“Nosotros como docentes quizá no vamos a cambiar todo El Salvador, pero estamos trabajando con ellos para que podamos cambiar a sus familias que están afuera, especialmente a sus hijos”, expresó con mucho entusiasmo el profesor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación