Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dulce Nombre de María: Donde reina la naturaleza

El complejo de montañas. En las alturas de sus bellos paisajes, existe una variedad de mamíferos, reptiles y aves

Dulce Nombre de María: Donde reina la naturaleza

Dulce Nombre de María: Donde reina la naturaleza

Dulce Nombre de María: Donde reina la naturaleza

Es un lugar de altura entre cumbres verdes y de clima fresco, en donde yacen nacimientos de agua, cascadas, bosques de pinares y fauna silvestre de la zona. Se encuentra a 72 kilómetros de San Salvador.

El municipio es pequeño pero cuenta con la laboriosidad de sus habitantes, historias y costumbres: así es el municipio de Dulce Nombre de María, ubicado en la zona montañosa de Chalatenango. En el lugar se pueden observar viviendas de adobe con pintorescos murales, donde parece que el tiempo se ha detenido.

En la zona alta, que está al norte del municipio, con una elevación de 1,400 metros sobre el nivel del mar. Los visitantes pueden dar un paseo e internarse por apacibles senderos y caminos, también pueden llegar a los miradores y desde ahí observar los paisajes en los horizontes, como las salidas o puestas del sol, las nubes que rozan las cumbres de las montañas. También es posible disfrutar de la naturaleza y el campo, la zona se presta, con grandes extensiones, para poder acampar en grupos y así observar el manto estelar.

Los montañistas o caminantes extremos pueden hacer un recorrido desde Dulce Nombre de María hacia las cumbres. Son más de 20 kilómetros de camino, donde se encontrarán con follajes, bosques, caídas de agua, agricultores en sus faenas de cultivos de granos básicos, observación de una gran variedad de aves, reptiles y mamíferos (cotuzas, tepezcuintles, venados, mapaches). Un lugar donde hay cascadas, nacimientos y ríos de aguas frescas y cristalinas, que nacen en montañas y valles, estos son ideales para darse el infaltable chapuzón en las pozas que se han formado en sus cauces y riberas. Entre estos están: Las Lajas, La Canoa, El Sumpul, El Ocotal, Los Zanjones, La Cuevas, La Montaña, Chorro Blanco, entre otros. Hay mucho que conocer y descubrir en la zona alta y baja de Dulce Nombre de María; pasando los caseríos El Manzano, El Común y El Trialito se hace la ruta hacia el Chorro Blanco, punto donde convergen ríos que dan vida a caídas de agua de 75 metros de altura, y formaciones de pozas. En el lugar, los visitantes son recibidos por guías, quienes atentamente los llevarán por la extensa zona que es ideal no solo para bañarse, también para acampar, caminatas por senderos y visitar miradores naturales de grandes formaciones rocosas desde donde se puede apreciar el valle rodeado de naturaleza. El área de Chorro Blanco es el punto culminante, donde la naturaleza muestra su máxima expresión: es el rincón y refugio de un entorno y delicia de manantiales que bañan los valles que se pierden entre suelos rocosos y grisáceos que han sido añejados por el tiempo. Sin duda alguna, por ser un área muy apartada y solitaria, se ha logrado mantener aislada y así preservar sus recursos hídricos, forestales y de fauna silvestres. Es ideal para vivir una experiencia diferente de las ciudades, y así escapar de la rutina.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación