Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dueños de tiendas deciden no vender gas propano

Vendedores de gas licuado al detalle aseguran que nuevo método de venta del producto es confuso y los obliga a cerrar ventas.

SAN MIGUEL. La entrada en vigencia del nuevo método de compra de gas subsidiado, mediante un aparato telefónico, ha puedo en aprietos a muchos vendedores de gas al detalle y a miles de consumidores.

Los primeros han tenido problemas porque les cuesta comprender cómo se debe hacer la transacción, y por lo tanto, muchos como René Martínez optaron por dejar de vender gas.

Martínez es propietario de una tienda en la colonia Panamericana y era en su negocio donde la mayoría de lugareños se abastecía de gas.

Ahora Elsy Vásquez, una vecina, sostiene que la única opción que les ha quedado es pedir el cilindro de gas al call center de una compañía distribuidora, pero asegura que tardan un día en llevárselo.

En la colonia Monte María los propietarios de depósitos de gas decidieron cerrar el negocio ya que por tener poca instrucción se les dificultó aprender el uso del sistema.

"No entendí como es que funcionaba el teléfono, y como la gente solo busca gas subsidiado y no se los podía vender, así empecé a perder clientes y terminé cerrando"; dijo el propietario, que no se identificó.

Ante esta situación, los propietarios de tiendas como Martínez mejor decidieron cerrar el negocio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación