Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

División en concejo atrasa solución a conflicto laboral

El edil de Soyapango aseguró que es necesario negociar con sindicalistas

Unos 160 empleados municipales se unieron a las labores de limpieza en el casco urbano de Soyapango. Foto EDH / NIDIA HERNÁNDEZ

Unos 160 empleados municipales se unieron a las labores de limpieza en el casco urbano de Soyapango. Foto EDH / NIDIA HERNÁNDEZ

Unos 160 empleados municipales se unieron a las labores de limpieza en el casco urbano de Soyapango. Foto EDH / NIDIA HERNÁNDEZ

El edil soyapaneco, Jaime Lindo, reconoció que existe una división entre concejales y que esa es una razón por la que no llegan a un acuerdo para terminar con la protesta, la que ayer cumplió su sexto día.

"Sí hay división", remarcó Lindo y explicó que, "lamentablemente", se originó cuando a él lo excluyeron como candidato a un nuevo periodo e incluyeron a Héctor Pleitez, quien es el que corre por la silla edilicia.

"No le voy a negar que antes teníamos problemas o diferencias, pero eran superables. Hoy por una mala decisión se han dividido", comentó el funcionario.

Añadió que Pleitez les ha ofrecido a varios concejales continuar con sus cargos, "por ello no quieren buscar solución", recalcó.

Lindo consideró que la única vía para solucionar el problema con los sindicalistas es el diálogo, pero de no ser así se alargará el impasse.

"Siempre he creído que podemos encontrar soluciones juntos, lo importante es no afectar a la población", insistió el alcalde.

Se le cuestionó si le ocurrió lo mismo a que su colega, Juana de Pacas, alcaldesa de Mejicanos, a lo que aseguró que "no es tan grave el asunto. No estamos como ella, pero es lamentable que pase esto, porque al final todos buscamos el bienestar de los soyapanecos", dijo.

Si bien Lindo no avala la manifestación, tampoco está de acuerdo en no buscar un mecanismo de diálogo entre ambas partes, "lo primordial es la población", asienta.

Empleados se unen a recolección

Al percibir la suciedad que reina en el municipio, los empleados administrativos de la comuna se dieron a la tarea de recolectar los desechos sólidos.

Ayer había un acumulado de unas 300 toneladas de desperdicios, las que en el transcurso de la mañana fueron recogidas por más de 160 trabajadores.

La jornada empezó a las 6:30 de la mañana y finalizó al mediodía.

"Limpiaremos todo el casco de la ciudad, ya que los señores del sindicato no les permiten a los trabajadores realizar sus labores normales", afirmó el jefe de supervisores del departamento de aseo, Alfredo Alfaro.

Mucho habitantes avalaron la medida, pero exigieron a las autoridades una pronta solución, ya que en los barrios, colonias y comunidades del municipio, ya se reportan problemas de insalubridad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación