Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diversión y alegría en el Desfile del Comercio

 Los capitalinos disfrutaron al máximo el tercer día de los festejos patronales en honor al Divino Salvador del Mundo

Vista panorámica del desfile sobre la Alameda Roosvelt.

Vista panorámica del desfile sobre la Alameda Roosvelt. | Foto por EDH/ Mauricio Cáceres

Vista panorámica del desfile sobre la Alameda Roosvelt.


El incesante sol no impidió que miles de capitalinos se concentraran en la Alameda Roosevelt para vivir la alegría del Desfile del Comercio, el cual reunió a unas 55 carrozas.


Los festejos en honor al Divino Salvador del Mundo siguen en su máxima expresión. Ayer se cumplió el tercer día de celebración en San Salvador.


 A las diez de la mañana, salvadoreños de los 14 departamentos se unieron a la algarabía del recorrido.


Zulma Mendoza llegó a la plaza  Salvador del Mundo desde Chalatenango. Junto a su familia emprendió el viaje a las cinco de la mañana y estuvieron en la capital dos horas y media después.


“Es una tradición de la familia venir a la capital y no  nos importa levantarnos temprano, porque sabemos que la diversión es incomparable”, contó Mendoza.


Añadió que diez parientes de Estados Unidos han visitado El Salvador para las fiestas agostinas, “mire en total andamos como 30 personas de la familia Mendoza, casi alquilamos un bus para venirnos. Nos gusta visitar la capital y vendremos siempre”, aseguró la chalateca.


La emoción era evidente en los rostros de los asistentes. Unos detenían a los payasos, a la Giganta de Jocoro, a los “viejos de agosto” y demás personajes para tomarse fotos. 


Otros hasta bailaron con los payasos en su recorrido. “Yo no me pierdo nada y no me importa hacer el ridículo bailando con los viejos de agosto”, declaró Patricia Loza.


El personaje del diablo no dejo de hacer bromas a las mujeres, niños y adultos, tanto que algunos huían de él.


Las bandas de paz engalanaron el recorrido y las cachiporristas deleitaron con sus pasos a los presentes.


“Mami, mirá el hombre lanza llamas”, le dijo Francesca a su madre, quien le respondió “para que el señor pueda hacer eso está arriesgando su vida porque lo hace con gasolina, pero es muy cuidadoso”, compartió Flor Ruano.


En fin, la capital se llenó de color, diversión y muchas sonrisas. “Al ver a la gente tan unida, uno espera que juntos superemos esta situación de inseguridad en el país y que sepamos divertirnos juntos y buscar una pronta solución a los problemas que nos aquejan”, exclamó Tadeo León, capitalino.


Más diversión 
El parque Cuscatlán recibió a   personas que participaron del Desfile del Comercio.


Pero no los recibió con los brazos vacíos, ya que encontraron un festival gastronómico (que estará hasta el nueve de agosto), carreras de cintas, juegos infantiles y un concierto de varias agrupaciones.


El coordinador nacional de patrocinios de Industrias La Constancia, Raúl Pozas, comentó que para las carreras de cintas se inscribieron alrededor de 150  jinetes.


“Cada 3 de agosto hacemos esta actividad, en la que vienen caballerangos de todo el país. Terminaremos el evento hasta las cinco de la tarde, pero todo la semana habrá actividades”, afirmó Pozas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación