Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diversifican cultivos para cuidar cuenca lago Coatepeque

Las personas beneficiadas fueron afectadas por la roya del café, y esperan obtener fondos para su sustento. El proyecto inició a mediados del año pasado y está programado para finalizar en noviembre; además, esperan otro financiamiento

Diversifican cultivos para cuidar cuenca lago Coatepeque

Diversifican cultivos para cuidar cuenca lago Coatepeque

Diversifican cultivos para cuidar cuenca lago Coatepeque

SANTA ANA. El Fondo de la Iniciativa para las Américas (Fiaes), a través de la Fundación Promotora de Cooperativas (Funprocoop), ejecuta desde junio del año pasado el proyecto de protección y conservación de los recursos naturales de la cuenca del lago de Coatepeque.

Esta forma parte de la reserva de biosfera de la cordillera Apaneca-Ilamatepec.

El proyecto consiste en la creación de comités de vigilancia ambiental para velar por la protección de esa zona, concienciar a los estudiantes sobre la importancia que tiene el medio ambiente y la realización de jornadas de limpieza.

También incluye el apoyo a personas de escasos recursos, quienes han recibido oportunidades de emprendimiento ante la difícil situación económica que enfrentan.

Ellos están cultivando, desde diciembre pasado, algunas hortalizas como tomate y chile dulce.

Lo hacen en macro túneles que les permiten proteger las cosechas de la plaga de la mosca blanca, que también afectó a algunas producciones que realizaban al aire libre.

El Fiaes otorgará $95,000 para el proyecto que finalizará en noviembre próximo.

Mientras que la fundación junto a los beneficiados darán como contrapartida 25,000 dólares.

Pedro Ramírez, del caserío Santo Domingo, cantón Planes de la Laguna, forma parte de una de las dos familias que a la fecha cuentan con una de estas infraestructuras en el lugar. El señor, de 70 años, relató que antes que la roya afectara su cafetal obtenía hasta 17 quintales del grano de oro en una manzana cultivada.

Sin embargo, esta temporada apenas sacó 18 arrobas, a pesar de los gastos que realizó para combatir esa plaga que afectó a pequeños y medianos productores del cantón, lamentó.

Por ello, el cultivo del tomate y chile dulce ha venido a darle una nueva esperanza para obtener fondos que le ayuden al sostenimiento de su hogar.

De tomate, que es la producción principal, sembró 246 matas que esperan le den 2,460 libras, de acuerdo a las proyecciones.

La producción que obtenga servirá para el consumo de su familia, de la comunidad, y el excedente espera comercializarlo en los mercados de Santa Ana y El Congo.

La primera cosecha será a mediados de marzo.

Pero el trabajo no ha sido fácil, reconoció. El cantón no cuenta con agua potable y para el riego del cultivo, que es a través de goteo, deben de comprarla.

Semanalmente adquiere cuatro cisternas por las que paga siete dólares por cada una.

El proyecto ha invertido $300 en el cultivo y manejo, a lo que se suman otros $800 en concepto de la construcción de cada macro túnel que miden cinco metros de ancho y treinta metros de largo.

Obtención del agua

Élmer López, de Funprocoop, expresó que ante la escasez del agua en la zona, el proyecto también incluyó la construcción de cuatro reservorios.

Dos de ellos han sido edificados en terrenos donde se están produciendo güisquil, y los otros cerca de los macro túneles.

Estos serán abastecidos durante el invierto y tienen la capacidad para recolectar 25 metros cúbicos de agua.

López explicó que el proyecto solo incluye, por el momento, los macro túneles y los reservorios.

Pero no descartó que con los resultados que obtengan logren un nuevo apoyo económico para beneficiar a más pequeños productores.

Ya cien de ellos se encuentran interesados en ser incluidos en un plan similar.

Algunos de ellos están siendo capacitados en el manejo de los macro túneles para cuando llegue otra obra como esta.

Pero mientras eso sucede, Fiaes y Funprocoop también están apoyando la diversificación de parcelas porque hay muchos cafetales, aunque pocos son aprovechados.

La mayoría de ellos no rindió los frutos esperados por la plaga de la roya.

Hay catorce familias que están siendo beneficiadas con producción agroecológica.

Estas consisten en la colocación de barreras vivas, conservación de agua y suelo, capacitaciones y entrega de insumos orgánicos.

Ellos han recibido de las dos entidades una variedad de árboles que ya fueron sembrados en los cafetales.

Entre ellos árboles de papaya, zapote y aguacate; y plantas de piña, y matas de plátano.

Las cosechas también les servirán para obtener dinero a través de la comercialización de estas, expresaron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación