Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Disciplina, orden y destrezas militares en celebración patronal

Las fiestas en honor al Dulce Nombre de Jesús, en Ahuachapán, culminan mañana domingo

Disciplina, orden y destrezas militares en celebración patronal

Disciplina, orden y destrezas militares en celebración patronal

Disciplina, orden y destrezas militares en celebración patronal

AHUACHAPÁN. La celebración del día de los militares en honor al Dulce Nombre de Jesús es una de las más esperadas por los ahuachapanecos, por la disciplina que muestra cada uno de los soldados que participa en las diferentes actividades programadas a lo largo del día.

Ayer, desde las 4:00 de la mañana, los miembros del Destacamento Militar Número Siete (DM-7) comenzaron con una alegre alborada.

Posteriormente, participaron en la tradicional serenata al patrono en el atrio de la iglesia La Asunción, que se extendió hasta la vivienda de la reina entrante de la guarnición militar, Helen Raquel Rodríguez Cabezas.

El recorrido de la madrugada culminó en la iglesia, donde hubo una misa de acción de gracias. En ella participaron las autoridades militares, civiles y ciudadanos católicos ahuachapanecos.

La atracción

Aunque sin duda, lo más esperado por los ciudadanos fue el colorido desfile, a las 9:00 de la mañana, donde participaron las diferentes unidades militares.

Todos fueron recibidos con aplausos y emoción por la población ahuachapaneca que salió a las calles a presenciar el recorrido.

Al final del desfile, a las 11:00 de la mañana, el espectáculo del equipo ecuestre del Regimiento de Caballería y el salto de los paracaidistas en el DM-7, también causó admiración y algarabía por parte de los familiares de los soldados y ciudadanos ahuachapanecos que fueron hasta las instalaciones de la entidad castrense para presenciar la actividad.

Aunque sin duda, lo que arrancó aplausos fue el binomio caballo-jinete, pues demuestra siempre la excelente comunicación para saltar obstáculos, algunos prendidos en llamas.

Decenas de niños veían asombrados la pericia de los soldados montados en los caballos y no dejaban de aplaudir.

Los adultos tampoco se quedaron atrás. Por ejemplo, Juan Manuel Martínez, de 60 años, llegó desde el cantón Llano Doña María para ver cada uno de los eventos programados.

"A mí siempre me gusta venir a la ciudad el día que les toca a los militares, porque ellos siempre demuestran disciplina y orden en el desfile, y más que todo, me gusta el esmero con que organizan el evento", manifestó Martínez.

El día de los militares continuó, y a las 7:00 de la noche fue la coronación de su reina entrante, Helen Raquel Rodríguez Cabezas, en el pasaje La Concordia.

El encargado de imponer la corona fue el coronel Pedro Edgardo Portillo Campos.

Posteriormente, hubo un desfile con la carroza de la reina por las principales calles de la ciudad, que culminó en el DM-7, donde se realizó una vistosa quema de pólvora china y una fiesta bailable para los asistentes.

"Queremos dar gracias a Dios por permitirnos a nosotros también unirnos al esfuerzo de las autoridades municipales y religiosas, para que el pueblo de Ahuachapán celebre con toda pompa sus fiestas titulares", manifestó el coronel Portillo Campos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación