Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Director del Rosales achaca a los proveedores la falta de medicinas contra el cáncer

Tres medicinas faltan porque no hubo ofertas. La compra de otras tres está en proceso, explicaron

Los pacientes de Oncología del Rosales carecen de todos los fármacos necesarios para su tratamiento. Foto EDH / Archivo

Los pacientes de Oncología del Rosales carecen de todos los fármacos necesarios para su tratamiento. Foto EDH / Archivo

Los pacientes de Oncología del Rosales carecen de todos los fármacos necesarios para su tratamiento. Foto EDH / Archivo

Los pacientes con cáncer en el Rosales carecen de varios fármacos necesarios para su tratamiento debido al "incumplimiento" de los proveedores, según el director del nosocomio, Mauricio Ventura.

Debido al incumplimiento en la entrega se carece de ocho fármacos: tabletas de nifedipina, soluciones inyectables de vincristina, vinblastina y etopósido; y tabletas de flutamida, tamoxifeno; solución oral de potasio cloruro y fórmula hipercalórica.

Los fármacos que faltan, pero cuya compra "está en proceso", según el director, son las soluciones inyectables de enoxaparina sódica 60 mg, nadroparina cálcica 60 mg y bemiparina sódica. Además, están en curso las compras de capecitabina (quimioterapéutico) y rituximab.

Debido a que no hubo ofertas, explicó Ventura, se carece de polvo para solución inyectable de citarabina; soflurano (anestésico) y Melformina, esta última para los pacientes con diabetes.

Respecto al factor IX, necesario para los pacientes con hemofilia, lo que se compró "ya se agotó y está en proceso de compra".

"El doctor (Héctor) Valencia sabe que no es que nosotros no hayamos hecho las gestiones de adquirir medicamentos. De hecho ya están adjudicados, pero han incumplido. Ya se les ha explicado a ellos... Es difícil proveer la necesidad cuando no depende solo de uno cumplir", afirmó Ventura.

El lunes, el doctor Héctor Valencia, jefe del Servicio de Hematooncología del Rosales, denunció la falta de fármacos para el tratamiento de pacientes con leucemia. Días antes, el Sindicato de Médicos del Hospital Rosales denunció la falta de medicamentos para pacientes con cáncer.

Ya entonces, Ventura explicó que los medicamentos ya habían sido adquiridos, pero no habían sido entregados a tiempo por los proveedores.

Mientras los medicamentos no ingresan a la farmacia del Rosales, la dirección de este hospital ha solicitado préstamos al ISSS. "Estamos pendientes de recibir respuesta", aseguró Ventura.

Sobre otros medicamentos, que no detalló, el director afirmó que han intentando hacer una compra local, pero no han recibido ofertas.

Sobre los medicamentos cuyas licitaciones se declararon desiertas, el director explicó que se debe iniciar nuevamente un proceso de licitación.

El director del hospital aseguro que el año pasado, desde el Ministerio de Salud "se hicieron gestiones para la compra de esos medicamentos". Explicó que desde septiembre ha enviado notas dirigidas a la jefe de la UACI del nivel central, "para que se agilizaran las entregas de los medicamentos que ya estaban adjudicados a través de ampliación de la contratación directa en 2014".

Ventura mostró la nota que envió el 22 de enero a la jefa de la UACI del Minsal, donde le dice que hay varias empresas pendientes de entregar medicamentos, algunos de los cuales están agotados.

El doctor Valencia dio a conocer el lunes el caso de un niño que necesita medicamentos para tratar la leucemia. Según el médico, los padres del menor de edad son pobres y han tenido que pedirle dinero prestado a parientes para poder comprar las medicinas.

Según información oficial del Ministerio de Salud, el hospital Rosales tuvo un abastecimiento del 84.7 % y un desabastecimiento del 15.3 % del 19 al 25 de enero.

En reiteradas ocasiones, los titulares del ramo han respondido a las denuncias de falta de medicamentos argumentando que "antes de junio de 2009 el desabastecimiento era del 50 %".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación