Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diputados se arrepienten de viaje a Rumanía

Aunque justificaron que el viaje es de suma importancia, aseguraron que debieron tomar en cuenta la situación económica del país.

Los diputados Ernesto Angulo (de pie) y Enrique Valdés (derecha) son miembros de Junta Directiva de la Asamblea.

Los diputados Ernesto Angulo (de pie) y Enrique Valdés (derecha) son miembros de Junta Directiva de la Asamblea.

Los diputados Ernesto Angulo (de pie) y Enrique Valdés (derecha) son miembros de Junta Directiva de la Asamblea.

Los diputados tricolores Ernesto Angulo y Enrique Valdés se arrepintieron de haber realizado un viaje oficial a Rumania en momentos en que su partido criticaba duramente los onerosos gastos realizados por diputados de varias fracciones, a diferentes partes del mundo.

Los funcionarios participaron la semana pasada en la XI Reunión Anual de la Asociación Internacional Parlamentaria, donde se abordó el tema de los refugiados de Corea del Norte.

Si bien ambos diputados coincidieron en decir que había sido un error el haber aceptado la designación de la Asamblea, también trataron de justificarlo.

Angulo dijo que consideraban que esa misión era importante y que supone muy buenas relaciones con otros congresos del mundo por parte de la Asamblea.

Pero posteriormente dijo que por el mismo trabajo legislativo que realiza "no contempla todas las posibilidades y todas las aristas que tiene un problema".

"No consideramos que el pueblo está rechazando este tipo de decisiones y en ese sentido considero que no fue la mejor decisión que tomamos, haber ido a ese viaje. Fue una mala decisión y por mi parte esto no va a volver a suceder", planteó Angulo.

Aseguró que aún no ha recibido los viáticos que la Asamblea da en esos casos, pero que no los aceptará.

También afirmó que propondrán reducir significativamente el monto designado para viáticos en el presupuesto del próximo año.

Por su parte, el diputado Enrique Valdés también trató de explicar la importancia del viaje a Rumanía.

Aseveró que se envió una comisión debido a que El Salvador es miembro de la Asociación Internacional Parlamentaria y que el objetivo fundamental del tema era garantizar el respeto por los derechos humanos y la libertad de expresión.

"Personalmente recibo el mensaje de la población que expresa con absoluta claridad, que independientemente, no comparten que este tipo de actividades sean las que nosotros como diputados atendamos. Recibo ese mensaje, me parece que es un mensaje correcto, creo que la situación del país está delicada y debíamos haber tenido mayor nivel de prudencia y haber rechazado la participación. A veces uno en el trabajo legislativo no toma en consideración otros aspectos. Fue sin duda un error", apuntó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación