Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Destacan importancia de vacuna contra neumococo

Pediatras infectólogos dicen que previene contra la neumonía y corta la transmisión

Los médicos pediatras insisten en que los padres deben llevar a vacunar a sus niños en la edad indicada. Foto EDH / ARCHIVO

Los médicos pediatras insisten en que los padres deben llevar a vacunar a sus niños en la edad indicada. Foto EDH / ARCHIVO

Los médicos pediatras insisten en que los padres deben llevar a vacunar a sus niños en la edad indicada. Foto EDH / ARCHIVO

La vacunación contra la bacteria del neumococo es clave para frenar los casos de sinusitis, otitis media, meningitis y especialmente las neumonías en niños menores de cinco años y en adultos mayores de 50 años.

Eso es parte de lo que médicos infectólogos pediatras señalaron en el marco del XVI Congreso Latinoamericano de Infectología Pediátrica (Slipe), realizado en San Juan Puerto Rico, a fines de junio recién pasado.

La doctora Catalina Pirez, infectóloga pediatra uruguaya, explicó que la aplicación de vacunas en las poblaciones serán efectivas en la medida que los padres de familia lleven a sus niños a vacunar en la edad correspondiente.

En El Salvador una campaña de vacunación contra el neumococo se realizó entre el 4 de mayo y 4 de junio, una jornada durante la cual las autoridades sanitarias proyectaron que se aplicaran más de un millón de dosis de vacunas a la población, incluyendo la inmunización contra el neumococo. En la jornada invirtieron $2.9 millones.

"A esta vacuna nadie le puede quedar la más mínima duda (del beneficio). Esta vacuna no va a generar nunca un problema semejante (en el paciente) al que intentamos prevenir", declaró Pirez, en cuyo país el uso de la vacuna contra el neumococo redujo en 40 por ciento las muertes por neumonía y en un 50 por ciento en el hospital donde labora.

La doctora Pirez insiste en que la población debe dejar de lado su temor a la vacunación.

El doctor Alejandro Cané, director de Asuntos Científicos y Médicos del Área de Vacunas para América Latina de Pfizer, explicó que si a través de la vacunación se es capaz de eliminar el neumococo de la garganta y nariz de los niños no sólo se va evitar que estos se enfermen por causa de ese germen, sino que también habrá menos posibilidades de que las personas que viven en contacto con los pequeños y que no han recibido la vacuna, se contagien.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la enfermedad neumocóccica es causante de 1.6 millones de muertes anuales, siendo los más afectados los niños y los adultos, sobre todo ancianos. En este último de los casos porque el sistema inmunológico se va debilitando a medida que se avanza en edad.

Cané explicó que hay más muertes por neumonía en adultos que en infantes.

El especialista manifestó que en el caso de los adultos la situación se agudiza cuando la persona tiene diabetes, asma o enfermedades del corazón, tiene VIH, cáncer o recibe corticosteroides durante mucho tiempo en dosis altas.

También destaca que las embarazadas están en el grupo de riesgo.

El representante de Pfizer en América Latina declaró que en el año 2000 se desarrolló la primer vacuna conjugada para la prevención de la enfermedad neumocócica en los niños y nueve años después las dos casas farmacéuticas que producen vacunas conjugadas desarrollaron las que se conocen hoy entre ellas la PCV 10 y PCV13.

Cuando uno decide incorporar una vacuna conjugada al calendario de inmunizaciones de los países lo que busca es reducir la enfermedad y la mortalidad. Cada país hace el análisis que corresponde de acuerdo a qué tipo de neumococo produce la enfermedad", expuso el doctor Cané.

En su país se introdujo la vacuna PCV13 en 2012 en un esquema de dos dosis y un refuerzo y un año después se vio que la neumonía se redujo el 25 por ciento en los menores de cinco años y en 2014 la reducción estaba en 49 por ciento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación