Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desorden, basura y ventas imperan en calles del Centro Histórico

A pesar de los constantes llamados de los conductores y peatones que circulan en las calles del Centro Histórico de SanSalvador, el caos continua reinando en algunas arterias de la capital.

trafico san salvador

La intersección de la Avenida España y 1ª calle Poniente, es una de las más criticas en el centro capitalino. | Foto por Rene Estrada

Diez de la mañana. Las principales calles del Centro Histórico de SanSalvador, al igual que siempre, lucen congestionadas. La presencia de Policías de Tránsito es casi nula. 

Aquí solo impera la ley del mas fuerte y temerario. Contribuyen al desorden los conductores que se pasan de listos y golpean a peatones con los retrovisores.

Durante un recorrido el martes 29 por la mañana,  un motociclista  golpeó levemente a un vendedor ambulante. Luego de varios insultos, y al descubrir que otros comerciantes apoyaban al vendedor, el conductor opto por marcharse, debido al temor que lo fueran a agredir.

Mientras tanto las unidades del transporte colectivo, debido a la ausencia de policías, irrespetan las señales de transito, bajando y subiendo pasajeros en lugares no permitidos.

Incluso, uno de los problemas que se repiten durante todo el año, es que algunas se estacionan de forma  permanente en algunas calles de la capital, obstaculizando el libre tránsito.

Sobre la  3ª calle poniente, la ruta 4  es una de las que infringe el reglamento, sin que delegados o policías de transito tomen cartas en el asunto. El problema se agrava entre la 4ª y 6ª avenida norte.

Lo que si es evidente, es la presencia de elementos de seguridad publica en varias calles del centro capitalino, al contrario de la nula presencia de agentes de tránsito, sumamente necesarios para ordenar el caos.

Basura y ventas sin control
Cruzar la capital hacia el sur, desde la avenida España hasta la avenida Cuscatlán, es una completa odisea. Igual si lo hace hacia otro punto cardinal, tomando la 2ª  avenida norte. Mientras que de poniente a oriente  y viceversa, la situación es similar.

Una  de las calles en las que es casi imposible circular es la Rubén Darío, en la que las ventas sin control, la basura y el poco espacio para la circulación vehicular, la han transformado en una zona caótica.

“Aquí la basura siempre esta a la orden del día, los vendedores son los reyes del desorden, los motoristas temerarios y lo peor es que nadie hace nada por solucionarlo, ni el alcalde, ni el gobierno ni la policía”, dijo Maribel Romero, quien realizaba sus compras de fin de año en la zona conocida como “El telégrafo.”    

La situación en las principales calles del centro de la ciudad se ha complicado  desde que se cerró el paso del transporte colectivo  por la Alameda Juan Pablo II, debido al funcionamiento del Sitramss.

Además, hace varios meses, luego de haber modificado el recorrido de rutas de buses y microbuses en los que se limitaba su recorrido por el centro de la ciudad, el Viceministro de Transporte, permitió que una vez más ingresaran a las zonas liberadas.

Otro de los problemas que agrava la situación es la mala sincronización de semáforos, los cuales obstaculizan el libre paso en las ya caóticas calles de la capital. La carga vehicular se trasladó a la 3ª calle Poniente y calles aledañas.

“No es sólo el desorden del tráfico. Hay mucha más basura y los delincuentes aprovechan las aglomeraciones para hacer de las suyas y perderse rápido”, lamentó un ciudadano.

Otros consideran que la Policía de Tránsito debe instalarse de forma permanente y sancionar a quienes no respetan el reglamento.

“Pero nada sirve de nada si la alcaldía sigue tolerando este desorden de ventas. Lástima que ya se había empezado a ordenar,” dice una señora. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación