Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Deslaves amenazan a familias en Morazán

Vecinos temen quedar soterradas en caso de producirse un nuevo deslave en la zona

Uno de los derrumbes se encuentra en la entrada al municipio, en Barrio El Centro, ahí cuatro familias pueden resultar afectadas de ocurrir más deslaves. Foto EDH / CARLOS SEGOVIA

Uno de los derrumbes se encuentra en la entrada al municipio, en Barrio El Centro, ahí cuatro familias pueden resultar afectadas de ocurrir más deslaves. Foto EDH /...

Uno de los derrumbes se encuentra en la entrada al municipio, en Barrio El Centro, ahí cuatro familias pueden resultar afectadas de ocurrir más deslaves. Foto EDH / CARLOS SEGOVIA

MORAZÁN. Eran casi las 10:00 de la noche del 19 de septiembre. Una fuerte lluvia caía en el barrio El Centro del municipio de Delicias de Concepción, cuando Tania Clarisa Herrera escuchó un ruido parecido a la detonación de una bomba frente a su casa. Se trató del desprendimiento de lodo y rocas del cerro que se encuentra frente a su vivienda.

El deslave se originó por las intensas lluvias que caían desde hacía tres días. Esa noche, las 4 familias residentes en la zona del deslave pidieron auxilio primero al puesto policial del municipio.

Los agentes no pudieron hacer otra cosa más que constatar el hecho y el peligro que corrían los habitantes del sector si continuaban las lluvias, pues el riesgo era que podían morir soterrados.

Según la vecina, "la alcaldía sabe del problema desde el año pasado cuando ocurrió el primer deslave, aún así no hicieron obras de mitigación de riesgos, sabiendo que somos cuatro familias que estamos en peligro", dijo la fémina.

Según Herrera el problema no es nuevo, esa fue la segunda ocasión que tuvieron que desvelarse para evitar ser sorprendidos por un alud de tierra.

A la mañana siguiente Herrera y su familia se sintieron un poco tranquilos porque la comuna inició los trabajos de remoción de escombros, pero dejaron tierra en la cuneta y eso impedía el paso de agua grises que sale de las viviendas del barrio El Centro.

Esta agua que estuvo estancada por dos semanas generaba malos olores según Herrera y fue hasta el pasado lunes que trabajadores de la alcaldía llegaron a la zona a remover la tierra de la cuneta.

Sobre el tema, Carlos Claros, empleado del área de contabilidad de la alcaldía, brindó información el 27 de septiembre en las instalaciones de la comuna. Esto porque el edil Juan Carlos Mendoza y miembros del concejo municipal no se encontraban.

El empleado aseguró que el problema que se generó en barrio El Centro es mínimo en comparación a lo que sucedió en caserío Los Ventura de cantón El Volcán. Ahí unas 400 familias resultaron afectadas con la interrupción del suministro de agua potable.

El problema se debió a que hubo al menos 15 deslaves en ese sector que provocaron el desprendimiento de tierra haciendo que esta dañara las tuberías de agua.

"Es algo que nunca había ocurrido en el municipio, pero ya estamos trabajando por reparar las tuberías y brindar el servicio a la población afectada", dijo Claros.

Claros agregó que, en la comunidad son tierras de cultivo y las familias se encuentran dispersas y fuera de peligro por los deslaves.

Aunque dijo que por ahora se les hace difícil llegar hasta la zona donde están las tuberías y colocar nueva, porque es riesgoso para los trabajadores".

El jefe de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucional (UACI) de la referida comuna, Salatiel Hernández, confirmó ayer que ya habían instalado parte de la tubería dañada en el sector, pero que aún hacía falta más.

Desde que ocurrió el percance, la comuna lleva a diario tres pipas de agua potable al caserío Los Ventura, para que se abastezcan.

Mientras la comuna realiza trabajos de reparación en tuberías, Óscar Portillo otro de los afectados en barrio El Centro, junto a sus vecinos seguirán esperando obras de mitigación, pero de este tema las autoridades no tienen planes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación