Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desespera tráfico pesado en calles aledañas a Santa Elena

Las vías alternativas son escena de congestionamientos a toda hora

En horas de la noche la situación se vuelve problemática debido a la ausencia de policías y de gestores de tráfico en la zona. Foto EDH /Jorge reyes

En horas de la noche la situación se vuelve problemática debido a la ausencia de policías y de gestores de tráfico en la zona. Foto EDH /Jorge reyes

En horas de la noche la situación se vuelve problemática debido a la ausencia de policías y de gestores de tráfico en la zona. Foto EDH /Jorge reyes

Transitar por la carretera Panamericana en el tramo que conduce de Santa Tecla a San Salvador, se ha vuelto complicado durante las horas consideradas como pico.

El panorama luce desalentador para los cientos de automovilistas que deben circular por esta arteria, especialmente en el acceso a Santa Elena, debido a que la vía se encuentra habilitada parcialmente, por los trabajos que realiza el Fovial.

Las obras consisten en el cambio de la carpeta asfáltica por concreto hidráulico, el cual se desarrolla desde la zona de Santa Tecla, hasta las cercanías del paso a desnivel de Antiguo Cuscatlán. Todo en el carril que de occidente conduce al oriente.

Buses, camiones, furgones, microbuses y carros particulares son los principales protagonistas de los embotellamientos que se forman durante todo el día, especialmente en horas de la mañana y por la noche.

Uno de los mucho puntos críticos se origina sobre el paso a desnivel que conecta a Santa Elena, ya que se ha restringido la circulación sobre los accesos que conectan a la Panamericana con el bulevar Santa Elena.

La fila de vehículos que circulan a vuelta de rueda, parece no tener fin.

Maniobras imprudentes, sonidos de bocinas y las quejas a viva voz de muchos conductores , causan malestar a quienes se atreven a circular por este sector.

La situación es igual que otros trabajos viales que se desarrollan en diferentes zonas de la capital, como en el bulevar del Ejército, y en la zona de Cárcel de Mujeres. No se observa la presencia permanente de elementos de tránsito de la Policía Nacional Civil ni de gestores de tránsito.

"Aquí el problema es que nadie tiene noción de educación y cortesía vial, todos quieren avanzar y ser los primeros en llegar a sus destinos", dice Wilber Antonio Chávez, quien vive en Santa Tecla, y debe circular por la zona todos los días para poder trasladarse a su trabajo, cerca de la Alameda Juan Pablo II.

Matoneria al volante

Quienes manejan vehículos pesados, imponen el derecho de vía y la ley del más fuerte. Es evidente a toda hora.

La reducción de los carriles a una sola vía, genera largas filas de autos y la matonería de algunos conductores hace más difícil el paso.

En el acceso que conecta desde el Bulevar Santa Elena hasta la Panamericana, el paso se complica en horas de la mañana y por la noche, debido a los trabajos.

"Cuando hay policías dirigiendo el tráfico, la circulación es fluida, sin embargo, cuando no hay nadie, todo se complica y resulta casi imposible incorporarse a la Panamericana", aseguró Juan Rivas, quien conduce un microbús colectivo.

Debido a las obras, los buses y microbuses se ven obligados a realizar sus paradas en lugares no autorizados, justo en medio de la calle, provocando que la situación se agrave en las horas pico.

Los afectados solicitan a los encargados del Ministerio de Obras Públicas mayor rapidez en los trabajos, ya que se genera mayor pérdida de tiempo y gasto de combustible en los cientos de automovilistas que circulan a diario frecuentan zona.

Además, la presencia permanente de agentes de tránsito que mantengan el orden y dar un poco de fluidez a la circulación de vehículos.

"De nada sirven los policías ahí parados, deben ordenar," lamentó un conductor .

Mientras estas obras continúan, los automovilistas deben buscar calles alternativas, las cuales muchas veces también colapsan en las horas de mayor tráfico, cuando millares buscan llegar a sus destinos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación