Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se derrumba parte de muro en hospital San Juan de Dios

En lo que va del año, tres tramos del muro perimetral del nosocomio han cedido. Vecinos temen que ocurra una tragedia.

Empleados del Ministerio de Obras Públicas de Santa Ana trabajaban ayer en la remoción de escombros. Foto EDH / Iris Lima

Empleados del Ministerio de Obras Públicas de Santa Ana trabajaban ayer en la remoción de escombros. Foto EDH / Iris Lima

Empleados del Ministerio de Obras Públicas de Santa Ana trabajaban ayer en la remoción de escombros. Foto EDH / Iris Lima

SANTA ANA. Pacientes, transeúntes y vecinos pronosticaron el mes pasado que el muro contiguo a la capilla del hospital San Juan de Dios, en la Calle Libertad Oriente, colapsaría. Y así fue.

Ayer al mediodía, buena parte de la pared cedió, pero no dejó víctimas.

Sin embargo, el susto que se llevaron los residentes y comerciantes de la zona fue grande, aseveraron.

Elsa López, habitante de la zona y también propietaria de un negocio de comida, explicó que, previo al percance, escucharon un estruendo cuando la pared se rajó y luego solo vieron nubes de polvo que cubrieron por varios minutos la calle.

"Gracias a Dios, a la señora de la fruta que estaba cerca no le pasó nada", dijo López.

Aunque lo peor, dijo, es que aún hay otro tramo de la pared que está en frágiles condiciones y también amenaza con ceder.

"La aflicción de nosotros es que nos caiga el muro encima", aseguró la mujer.

Más problemas

Esta no es la primera vez que el nosocomio presenta problemas en su infraestructura en el presente año.

En mayo, una parte del tapial que está contiguo al área de visita se cayó.

Mientras que el mes pasado, otro tramo de pared que estaba entre la capilla y la unidad de emergencias también se derrumbó.

En esa última ocasión, el director del hospital, doctor Ramón Ábrego, explicó que no tenían fondos suficientes para realizar las correcciones.

Dijo que se limitaron a reforzar pequeños segmentos, porque consideran que hacer una reparación completa es un gasto oneroso, que no alcanza a cubrir el presupuesto asignado a la institución.

Vecinos, por su parte, exigen a las autoridades de Salud que en lugar de reparar, deberían de demoler lo que aún queda para evitar que ocurra una desgracia.

Sin embargo, no es tan sencillo, pues la fachada de este lugar es considerada de alto valor histórico por su antigüedad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación