Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Denuncian irrespeto a la propiedad privada

Autoridades académicas y vecinos del barrio San Miguelito se quejan por el abuso realizado en contra de sus propiedades.

El malestar por las paredes manchadas no sólo es de habitantes del barrio San Miguelito, sino del colegio Bautista, que también es afectado. Foto EDH / Milton Jaco

El malestar por las paredes manchadas no sólo es de habitantes del barrio San Miguelito, sino del colegio Bautista, que también es afectado. Foto EDH / Milton Jaco

El malestar por las paredes manchadas no sólo es de habitantes del barrio San Miguelito, sino del colegio Bautista, que también es afectado. Foto EDH / Milton Jaco

SANTA ANA. Los habitantes del barrio San Miguelito y las autoridades del Colegio Bautista se han pronunciado en contra del irrespeto a la propiedad privada que sufren a manos de diferentes grupos juveniles que se dedican a manchar paredes sobre la 19a. Calle Poniente y 2a. Avenida Sur.

Los vecinos aseguran que el sector se ha convertido en un blanco para que jóvenes de diferentes centros escolares, y otros ajenos a estos, para pintar grafitos en las paredes, ventanas y puertas de sus casas.

Según María Palma, quien vive a un costado del colegio Bautista, los responsables de realizar dichos actos vandálicos, son en su mayoría estudiantes de bachillerato.

"Uno los identifica por el uniforme. Aquí vienen a manchar los del Insa, los del Centro Cristiano, los del Montessori y hasta los mismos jóvenes del Bautista", dijo Palma.

Por su cuenta el director del colegio Bautista, Ismael Mendoza, expresó su malestar por dicha situación; y al mismo tiempo, reconoció que la gran cantidad de grafitos plasmados al costado norte de las instalaciones se traducen en una pésima imagen para la institución.

"Intentaremos resolver esta situación lo más pronto posible porque no es conveniente que nuestros estudiantes se manejen en un ambiente como éste", dijo el director.

Mendoza reveló que hace unos años atrás, la administración del colegio giró una carta a la Policía Nacional Civil (PNC) solicitando más vigilancia en el lugar. Sin embargo, la petición logró tener éxito sólo un par de semanas.

El director no descarta que este fenómeno pueda estar siendo generado por la rivalidad que existe entre los alumnos de los diferentes centros escolares de la ciudad.

"Ya en una ocasión, la Policía agarró como a cinco jóvenes que estaban manchando paredes y estos pertenecían a un centro escolar de aquí de la ciudad", aseguró el director.

En los próximos días el concejo estudiantil del colegio Bautista borrará una buena parte de los grafitos que abarcan alrededor de 150 metros en uno de los muros al costado norte de las instalaciones.

A diferencia de ellos, los vecinos que se han visto más afectados por esta situación expresaron ya no tener voluntad para pintar de nuevo su casa porque saben que al cabo de unas semanas el resultado será el mismo.

"Ya no vamos a pintar la casa porque ya sería la tercera vez en menos de dos años. Lo que queremos es que las autoridades sean más serias y vengan a vigilar la zona con más frecuencia para evitar estos problemas", dijo Alfredo Salinas, residente del lugar.

Pese a la seguridad privada que existe en los alrededores del colegio Bautista, los afectados por esta problemática solicitan mayor vigilancia de parte de la PNC o del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM), para evitar que la situación siga repitiéndose.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación