Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Demanda de pacientes supera capacidad de unidad médica

Población que atienden ronda las cuatro mil personas.

La demanda de atención es elevada y el personal no es suficiente, dicen trabajadores y pacientes

La demanda de atención es elevada y el personal no es suficiente, dicen trabajadores y pacientes | Foto por Insy Mendoza

La demanda de atención es elevada y el personal no es suficiente, dicen trabajadores y pacientes

LA UNIÓN. La falta de personal médico en la Unidad de Salud de cantón Olomega, en el municipio de El Carmen, provoca que diariamente muchos pacientes se retiren de esa clínica sin recibir la atención que buscan y que es brindada por un tan solo doctor, dos encargados de enfermería, un promotor de Salud y un laboratorista clínico.

Angela Luna, habitante del caserío punta Navarro, llegó ayer a las 5:00 de la mañana. Alrededor de las 10:00 de la mañana fue abordada por un equipo de este medio  y aún no habían pasado consulta.

 “Estoy con mi hijo, los dos pasaremos consulta. Madrugué para ser de las primeras y aún no he pasado porque dieron una charla, pero siempre aquí pasa lleno porque solo una doctora hay y es la que atiende a toda la gente”, dijo.

Fuerte demanda
Las palabras de la mujer se ven reforzadas por las estadísticas de la demanda diaria que reciben entre consultas, curaciones, toma de muestras para exámenes y controles materno infantiles, que ronda las 150 personas.

Muchos de los pacientes, pese a madrugar para lograr ser atendidos, deben retirarse sin cumplir su objetivo, ante la falta de personal y la elevada demanda de pacientes.

En los registros de la unidad consta que la población que atienden proviene de dos cantones, seis barrios e igual número de caseríos, que juntos reúnen a tres mil 915 personas entre niños, jóvenes y adultos.

Benjamín Samayoa, auxiliar de enfermería en Salud Comunitaria, dijo que a diario son un promedio de entre 40 y 50 personas que llegan a pasar consulta, a lo que se suman quienes buscan curaciones, inyecciones o toma de exámenes en el laboratorio clínico, por lo que no alcanzan a cubrir la demanda.

“Por este medio queremos pedirle al Ministerio de Salud que si es posible manden más personal porque a veces  cuando nos toca salir  a hacer diligencias o reuniones, ya es una persona menos que queda en el local”, aseguró.

Mientras que Brenda Orellana, encargada del laboratorio, dijo que en su caso, el trabajo se saca gracias al apoyo que brindan estudiantes de una universidad privada que hacen labor social, pues la demanda mensual en toma de muestras para exámenes fácilmente ronda los mil.

“Tengo a los practicantes que me ayudan a procesarlos, pero aún así sigue siendo grande la demanda y es necesario que haya otra persona de laboratorista”, aseguró.

Indicó que en la unidad toman pruebas de  sangre, orina, heces, química y que llegan habitantes de todo el cantón y de la unidad de Salud de la ciudad de El Carmen.

Lucio Gómez es un ejemplo del esfuerzo que se debe hacer para que le hagan una toma de exámenes. 

Ayer llegó desde las 7:00 de la mañana a recoger el resultado de un examen y aseguró que  “son unas cuatro horas que tengo de esperar que me llamen del laboratorio para que me den la contestación del examen, los enfermos somos bastantes los que venimos a pasar consultas y necesitamos más doctores”

Johana Mejía Pacheco, directora de dicha unidad de Salud, no quiso dar declaraciones manifestando  que si atendía a los periodistas se atrasaría y que la gente que estaba esperando consulta tendría que esperar hasta las 5:00 de la tarde.

Los empleados coincidieron en que lo indicado para atender a la demanda que tienen son dos médicos, cinco promotores de Salud, tres enfermeras y dos laboratoristas. 

Los mismos empleados piden al Ministerio de Salud que les asigne más personal.

Se buscó la versión del director del Sistema Básico de Salud Integral (SIBASI), Alberto García, sin embargo, su secretaria, Beatriz Orellana, dijo que estaba en una reunión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación