Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dei Verbum llevó alegría y juguetes a niños de Metapán

b El festejo benefició a 300 menores del cantón San José Campulín

Fue una mañana de diversión con quiebra de piñatas, concursos y música para los pequeños. fotos edh /cortesía

Fue una mañana de diversión con quiebra de piñatas, concursos y música para los pequeños. fotos edh /cortesía

Fue una mañana de diversión con quiebra de piñatas, concursos y música para los pequeños. fotos edh /cortesía

Jóvenes de la comunidad católica Dei Verbum hicieron entrega de más de 300 juguetes a los niños del cantón San José Campulín, caserío El Sitio, del municipio de Metapán, como parte de los proyectos de ayuda humanitaria.

Para monseñor Martín Ávalos, presidente de Fundación Dei Verbum, "sin lugar a dudas, este es un evento que trae mucha bendición para estos niños que hoy se ven beneficiados con este agasajo. Una vez más venimos a regalarles alegría y esperanza a estos niños. Hemos venido para regalarles unas horas de fiesta", expresó.

Detalló que los juguetes son recolectados desde el mes de octubre en las diferentes actividades organizadas por la comunidad Dei Verbum. El ministerio responsable de la acción es el de Ministerio de Jóvenes.

"Año con año son nuestros jóvenes a quienes se les delega esta gran responsabilidad de servir, con el corazón dispuesto van a la comunidad beneficiada y comparten un poco de lo que Dios nos ha dado con los más necesitados. Esta es una manera de encender velas de fe, esperanza y caridad, como siempre hemos predicado, es mejor encender una vela que maldecir la obscuridad, y eso es lo que hemos querido hacer con esta actividad", manifiesta Ávalos.

"Ver la sonrisa de los niños en el momento de regalarles un juguete es totalmente gratificante, para nosotros es de gran bendición compartir con ellos. Aquí estamos siendo su familia en estas fiestas tan especiales para cualquier niño", comenta Diego Zavaleta, miembro del Ministerio de Jóvenes de la comunidad Dei Verbum.

En esta celebración, los pequeños disfrutaron de diversos juegos, así mismo se compartió con ellos la tradicional quiebra de piñatas y dulces.

"En Dei Verbum creemos firmemente que el tiempo de los milagros no ha terminado y de eso somos testigos. En todos estos años que le hemos servido a Dios hemos visto cómo Él ha obrado en la vida de tantas personas. Ver a estos niños disfrutando de una fiesta preparada para ellos, nos llena de alegría, estamos agradecidos con Dios por todo el bien que se está haciendo", puntualizó el sacerdote.

"Como institución al servicio de la Iglesia Católica, tenemos la misión de auxiliar a los más desfavorecidos, esta actividad ha sido un éxito gracias a la ayuda de nuestros colaboradores, donantes y miembros de la comunidad. Queremos hacer más por El Salvador, queremos beneficiar a más niños no sólo con un juguete, sino con otros programas de ayuda, como lo es nuestro programa de Becas Dei Verbum, pero para eso necesitamos de más personas que crean en esta obra que es de Dios", concluyó Ávalos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación