Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Déficit de agua también afecta a colonias del interior

OCCIDENTE. El problema de carestía de agua no se limita al Gran San Salvador. En muchas colonias del interior del país también se las ven a "palitos" con el líquido, pero los recibos nunca fallan, afirman los afectados.

Por ejemplo, en la colonia Ivu de Ahuachapán, el agua nunca faltó, al menos hace dos años.

Sin embargo, desde entonces, dos veces por semana no reciben el servicio.

Los habitantes tienen que ingeniárselas para abastecerse de agua y tener reserva para los días que el líquido no llega hasta los grifos.

Lamentan que pese a que les limitan el servicio, la cuenta en los recibos no baja.

"Si nos limitan el agua, pues los recibos también deberían de venir menos cargados", dice María Hernández, habitante afectada, quien agrega que llegue o no llegue el agua siempre cancelan entre diez y doce dólares mensuales.

De igual manera ocurre en el barrio San Antonio de Santa Ana, donde el servicio de agua llega sólo por las noches.

"Aquí quitan el agua en el día y la echan en la noche; pero, no siempre. Hay noches que no viene el agua y entonces sí nos vemos en problemas", expresa Santos Aguirre, residente afectada.

La mujer manifiesta que en su caso se abastecen por las noches para tener agua durante el día pero, al igual que en el caso de la colonia IVU, aunque el servicio es limitado, la cuenta de agua siempre llega elevada.

"Yo creo que esos contadores nuevos que pusieron no sirven, porque aquí el recibo no baja de 20 dólares", dijo la fémina, quien buena parte de la noche y madrugada se dedica a llenar cualquier recipiente para tener agua suficiente, al menos para los oficios domésticos del día

Los afectados coinciden en que los recibos deben ir acorde al servicio que presta la autónoma.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación