Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dañan propiedad municipal tras cierre de rastro La Unión

b Los comerciantes dañaron candados de la puerta de acceso al matadero clausurado

Desde la tarde del miércoles, quienes se dedican a destazar reses se quedaron sin lugar para hacerlo. fotos edh /insy Mendoza

Desde la tarde del miércoles, quienes se dedican a destazar reses se quedaron sin lugar para hacerlo. fotos edh /insy Mendoza

Desde la tarde del miércoles, quienes se dedican a destazar reses se quedaron sin lugar para hacerlo. fotos edh /insy Mendoza

LA UNIÓN. El cierre del rastro municipal de la cabecera, la tarde del miércoles, derivó en daños a propiedad municipal de parte de destazadores y vendedores de carne.

El cierre lo ejecutó la unidad Ambiental de la alcaldía de La Unión, por mandato del Ministerio de Salud, lo que generó malestar entre quienes usan el rastro a diario.

Los empleados municipales colocaron candados para impedir que la sede del matadero permaneciera abierta, pero los usuarios decidieron violentarlos.

El alcalde Ezequiel Milla asegura que interpuso la denuncia en la Policía y que ayer, por la tarde, cerraría nuevamente el rastro.

"Eso nos ordena Salud, que los cerremos; además, hay un expediente abierto en la Fiscalía, mi deber es acatar lo que la ley me exige y ellos han sido claros desde el 2004 que sea cerrado; han pasado varios alcaldes y ninguno de ellos acató la decisión", indicó el alcalde unionense.

Tal y como EDH lo publicó el fin de semana, el rastro debió ser cerrado desde 2004, tanto porque no reunía las condiciones de salubridad, como porque generaba contaminación en la quebrada El Zope.

En octubre pasado, la administración municipal actual fue notificada del cierre.

El oficio recibido fue en 2013, (5052061), entregado a través de Julio Armando Martínez, coordinador del Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi) de La Unión.

Darwin López, director de la unidad de Salud del barrio San Carlos, responsable de la zona donde se ubica el rastro, aseguró que el cierre no dará marcha atrás.

Explica que la única razón por la que se daría una prorroga a las operaciones del mismo sería si la Fiscalía lo autoriza, pues ellos conocen del problema desde 2004 que se les informó la decisión de cerrar dicho local.

"Si la Fiscalía me envía un escrito diciéndome que podemos proceder a darles tiempos y que juntos verificaremos que se cumpla, con gusto lo haremos, pero no firmaré algo que la Corte de Cuentas y la misma Fiscalía puedan proceder en mi contra por desacato", dijo el galeno.

Confirmó que desde hace 10 años ordenaron el cierre y que la comuna no hizo mejoras. Actualmente y desde 2004, la única mejora que se le ha hecho al rastro es que se está dando tratamiento a las vísceras, explicó el médico.

Sostuvo que no pueden dar una prórroga porque ya existe una resolución de Salud.

Se buscó, durante dos semanas, la posición de la Fiscalía respecto al tema, pero al cierre de la nota, la unidad de comunicaciones, que es donde se gestionó la información, aún no había respondido.

Ayer por la mañana, vendedores, representantes de Derechos Humanos y de la comuna se reunieron para buscar una solución al problema.

La municipalidad asegura que sólo obedeció la orden de Salud sobre el cierre.

Mientras que los comerciantes de carne y destazadores sostienen que propondrían a Salud les otorgue una prórroga de seis meses a un año y que ellos se comprometen a invertir en las mejoras del rastro.

El edil Milla enfatizó en que apoya las iniciativas planteadas por los afectados y que serían entregadas al Sibasi.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación