Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Santa Ana

Culminan fiestas patronalesde Señora Santa Ana

Ayer, las actividades fueron, sobre todo, religiosas. Hubo una misa concelebrada y solemne procesión. Los feligreses colmaron la iglesia Catedral y las calles santanecas.

ctv-506-fiestas-julias-10

Con la Santa Misa y la procesión de Nuestra Señora de Santa Ana, culminaron las Fietas Julias. | Foto por elsalv

 Miles de feligreses colmaron ayer la iglesia Catedral de la cabecera departamental para venerar la imagen de la patrona, Señora Santa Ana. 

Las actividades comenzaron a las 4:30 de la mañana con los tradicionales cohetes de vara que anunciaban la serenata para la festejada. Minutos más tarde, la imagen se asomaba a la puerta principal y los feligreses aplaudían mientras el ministerio Cristo Rey amenizaba cantando Las  mañanitas.

La quema de pólvora y las luces chinas también fueron parte de la actividad, durante varios minutos el cielo se vistió de múltiples destellos luminosos, para luego dar paso a la primera misa del día.

El templo católico lució abarrotado desde tempranas horas; pero, sin duda, la Misa Mayor, a las 10:00 de la mañana, sobrepasó las expectativas.

Miles de fieles católicos de Santa Ana y de diferentes partes del país y del extranjero llegaron para presenciar la Eucaristía que fue presidida por el obispo de la Diócesis de Santa Ana, monseñor Romeo Tovar Astorga, se enfocó en la importancia del matrimonio y la familia.

Los presentes escucharon con atención el mensaje que destacó  el hogar que vio a nacer a la Virgen María junto a sus padres la Señora Santa Ana y San Joaquín, así como el significado de educar a los hijos dentro de un núcleo familiar.

Le acompañaron los sacerdotes de la Diócesis de Santa Ana y de la Conferencia Episcopal de El Salvador, monseñor León Kalenga Badikebele; Nuncio Apostólico, monseñor José Luis Escobar Alas, los obispos Luis Morao, de Chalatenango, y José Elías Rauda, de San Vicente, además de monseñor Fabio Colindres.

Una de las novedades durante la santa misa fue que el alcalde de Santa Ana, Mario Moreira, permaneció a un costado del altar mayor. Mientras que los funcionarios que acompañaron el evento fueron ubicados a los extremos de la iglesia. Esta vez, los feligreses estuvieron al frente de la actividad, rindiendo penitencias, agradecimientos y cumpliendo promesas por favores recibidos.

Solemne procesión

Por la tarde, se llevó a cabo la procesión solemne, partiendo desde la iglesia y recorriendo 65 cuadras, 11 más que el año pasado. La idea, según explicó el párroco de Catedral, presbítero David Guardado, es llegar a la mayoría de iglesias de la zona urbana, para llevar el mensaje de paz y fe a los feligreses de las comunidades.

Gracias a esta modificación la procesión se extendió a diversos lugares de la zona sur de la cabecera departamental, entre las que destacan la 25ª Calle y la 2ª Avenida, decisión que los lugareños aprobaron y agradecieron.

Entre las parroquias que visitó estuvieron San Lorenzo, Nuestra Señora de Guadalupe, El Calvario, Santa Lucía, San Martín de Porres, San Miguelito y El Carmen.

En cada una de las iglesias visitadas, los feligreses habían preparado alfombras y actos sencillos, como símbolo de reverencia a la madre de la Virgen María y abuelita de Jesús.

Finalizado el recorrido de la procesión se llevó a cabo el cierre de los festejos por parte de la alcaldía de la localidad.

El edil agradeció a los santanecos su participación activa en todas las actividades programadas, tomando en cuenta que las prepararon en apenas dos meses y medio después de haber asumido las riendas de la comuna.

Posteriormente, la concurrencia disfrutó de la destacada presentación de la orquesta Dei Verbum Catholic Band, en el parque Libertad.

De esta manera cientos de personas se congregaron a los actos religiosos para dar por  finalizadas las fiestas patronales en honor de la Señora Santa Ana.     

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación