Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Unión

Critican a comuna por prohibir llevar alimentos a parque La Familia

Alcaldía sostiene que es para cuidar limpieza del parque, pues gente no usa basureros

Parque de la Familia

Numerosas personas se quejan de que les impiden ingresar alimentos al parque de La Familia, en La Unión | Foto por elsalv

LA UNIÓN. Para ingresar al parque de La Familia es requisito indispensable, para quienes lo visitan, no llevar alimentación, aún y cuando durante la inauguración de la obra el alcalde Ezequiel Milla invitó a los ciudadanos a hacer uso de las instalaciones para convivios familiares, “picnics” o pasar un momento ameno, en familia.

La decisión de no permitir el ingreso de alimentos a la zona verde, irónicamente, fue de la misma comuna, situación que causa malestar entre la ciudadanía.

Incluso, en la entrada al parque, al menos hasta la tarde de este domingo, había una rótulo en el que decía “Prohibido el ingreso de alimentos a este parque”, acción que es verificada por agentes municipales, quienes se encargan de advertir al visitante que no puede entrar con alimentos y, en caso que los lleve, los obligan a comerlos afuera o no les permiten el ingreso, pese a ser un sitio creado originalmente para todo el público.

La medida fue tomada tres semanas después de la inauguración y afecta a la gran mayoría de las más de 200 personas que lo visitan diariamente y cuyos ingresos económicos no les permiten comprar alimentos de los establecimientos comerciales que tienen un local dentro del parque, más si son familias que superan los tres miembros, que es la mayor parte de casos.

En desacuerdo
Muchos ciudadanos unionenses desaprueban la medida y creen que es para beneficiar, precisamente, a los comerciantes que han arrendado local.

 Agregan que eso está bien, que haya ventas de todo tipo de alimentos, pero que se debe permitir que las familias de más bajos recursos lleven su comida desde sus casas o ventas de las calles, pues es para lo que les alcanza el dinero.

Sandra Benítez, una unionense,  dice que el parque de La Familia se ha convertido en un lugar donde la mayoría  llegan a disfrutar viendo la bahía, pues los turistas son de  escasos recursos y el dinero solo les alcanza para  comprar alimentos fuera del parque, por ser más baratos.

“El proyecto esta bonito, pero no estoy de acuerdo con las medidas que han tomado porque es un parque público, donde las familias puedan ingresar con algunos alimentos que hayan comprado afuera”, dijo.

Mientras que José Alberto Ramos, otro  habitante, dijo que la mayoría de los alimentos que venden dentro del parque son caros y que muchas familias prefieren comprar afuera e incluso, en otro lugar para llevar y comer adentro.

 “A varias personas que han llevado en sus manos una soda, refresco, una papita o hot dog, al ingresar, los agentes les dicen que no pueden, que se los coman afuera porque esa es la orden que tienen del alcalde y la gerencia de la alcaldía”, reiteró Ramos.

Francisco Gómez, otro visitante, aseguró que quienes visitan el parque son familias con pocas posibilidades de ir a sitios privados o salir del país, razón que el edil Milla debería tomar en cuenta.

“La gente que viene acá es gente con limitantes de dinero y él (alcalde) quiere que la gente por fuerza consuma al interior”, dijo Gómez.

La justificación que da el alcalde Ezequiel Milla es que mientras estuvo fuera del país, el concejo municipal o el síndico,  Salvador Ahués, tomaron esa medida,  que a su criterio no esta mal.

La justifica al asegurar que  la gente que ingresa al parque con alimentos comprados afuera, tiran la basura en el suelo y no hace uso de los depósitos.

“La mayoría de la basura que tiraban era recipientes de papitas que compran afuera y lo indicado sería que la gente consuma lo que dentro se esté vendiendo”, dijo, sin explicar como garantizarán que la basura de lo que se compre dentro vaya a parar a los basureros.

Salvador Ahués, sindico municipal,  detalló que hay un área de picnic donde se puede celebrar cumpleaños o comida hecha en casa, pero el problema es con las ventas que hay afuera del parque.   

“Es prohibido que usted compre afuera papitas e ingrese a comérselas en el parque, porque la gente esa basura la tira en el suelo”, dijo Ahues.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación