Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crece venta ilegal de pólvora en la capital

La PNC realizará patrullajes para evitar el comercio en lugares no autorizados

Las ventas ambulantes están prohibidas y sancionadas con un salario mínimo de multa, que corresponde a 242 dólares con 40 centavos. Foto edh / Miguel Villalta

Las ventas ambulantes están prohibidas y sancionadas con un salario mínimo de multa, que corresponde a 242 dólares con 40 centavos. Foto edh / Miguel Villalta

Las ventas ambulantes están prohibidas y sancionadas con un salario mínimo de multa, que corresponde a 242 dólares con 40 centavos. Foto edh / Miguel Villalta

A medida se acerca las 12:00 de la noche, hora de reventar los cohetes y abrazos, en el centro de San Salvador el comercio de pólvora en puestos no autorizados aumenta y lo más grave es que muchos de los vendedores son niños.

En el Centro Histórico de la capital es normal ver a vendedores en carretillas que trasladan de un lugar a otro productos pirotécnicos, cuya actividad para estos comerciantes informales está prohibida por la Ley Especial para la Regulación y Control de las Actividades Relativas a la Pirotecnia.

Estos pequeños negocios aprovechan la temporada navideña, y en horas de la tarde y noche, aumentan en el centro de la capital.

Esta actividad informal, en la que los padres o familiares envían a sus hijos a vender, está sancionada como una falta leve contemplada en el artículo 40 de la Ley Especial de las Actividades Relativas a la Pirotecnia.

Este artículo dice que "vender producto pirotécnico de forma ambulante o en lugares no autorizados, por la autoridad competente... será sancionada con un salario mínimo del sector comercio y servicios vigente".

Es decir, a la persona que se encuentre vendiendo en el centro de San Salvador de forma ambulante su sanción económica será de $242.40.

En el mismo artículo 40 de esa legislación se encuentra, dentro de las faltas muy graves, una de las sanciones económicas más fuertes, y establece que por "vender o proporcionar, bajo cualquier concepto, producto pirotécnico o sustancias relativas a la pirotecnia a niñas, niños y adolescentes, así como a personas en evidente estado de ebriedad o trastornos en su comportamiento... será sancionado con diez salarios mínimos del sector servicio y comercio vigentes".

Lo que significa que el que cometa esa falta tendrá que pagar $2424.

Para tratar de evitar que el Centro Histórico de San Salvador se llene de ventas ilegales de pirotécnicos, la División de Armas y Explosivos (DAE), de la Policía Nacional Civil, está haciendo patrullajes constantes y decomisar el producto que encuentren.

El jefe de la DAE, comisionado Mario Aguilar, dijo que han venido haciendo este tipo de trabajo y detectaron que el número de decomisos y vendedores ilegales han disminuido.

Aunque está consciente de que este tipo de venta ambulante aumenta los días previos al 24 de diciembre y durante ese día.

Aguilar aseguró que el año pasado decomisaron un millón 278 unidades de productos pirotécnicos, los cuales estaban en poder de vendedores no autorizados.

De ese número, más de 83 mil unidades eran prohibidas, es decir productos como bombas de mezcal, morteros número 10, 8 y 6; fulminantes y silbadores, entre otros.

Una de las preocupaciones del jefe policial es que muchos puestos de ventas autorizados que ofrecen productos autorizados por la ley también ofrecen productos prohibidos, "solo que los tienen en otros lugares", dijo.

García hizo un llamado a la población para que denuncie la venta y talleres de productos pirotécnicos, porque con ello están previniendo una desgracia; sobre todo porque esa actividad es ilegal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación