Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crece robo y hurto entre calle Apaneca y San Pedro Puxtla

La Policía aseguró que los delincuentes llegan de otras zonas de Occidente

Varios centros escolares han sufrido saqueos por una banda de asaltantes que opera en la zona. Foto EDH / Cristian Díaz

Varios centros escolares han sufrido saqueos por una banda de asaltantes que opera en la zona. Foto EDH / Cristian Díaz

Varios centros escolares han sufrido saqueos por una banda de asaltantes que opera en la zona. Foto EDH / Cristian Díaz

AHUACHAPÁN. Los asaltos a viviendas, camiones con productos y hasta en una escuela se han incrementado en los últimos días por la falta de presencia de policías en la calle vecinal que de Apaneca conduce hacia San Pedro Puxtla, asegura la población.

Los cantones Taltapanca y La Concepción son los más afectados con estos hechos, que han robado la tranquilidad de los vecinos.

En uno de los últimos casos, varios sujetos dejaron amarrados a dos personas luego de robar electrodomésticos y dinero en efectivo.

Los hampones cometen la mayoría de los hechos durante la noche, ya que la falta de iluminación pública les facilita escapar utilizando veredas que hay en los cafetales.

Pero también se han reportado casos cuando las personas dejan solas las viviendas para ir a las iglesias o los fines de semana, que viajan a la ciudad para realizar algunas compras. Se desconoce el número de hampones que componen la banda.

Alguna de las víctimas aseguraron que son sometidos a través de la fuerza física, ya que a simple vista no portan armas y tampoco se cubren sus rostros.

Aunque en otros casos, las personas aseguraron que sí andan armados, porque después de cometer los asaltos realizan disparos al aire a varios metros de las viviendas a manera de amedrentar a las víctimas para que no los persigan o denuncien.

De hecho, en la Policía de Apaneca no registran denuncias formales, aunque su jefe, el subinspector Aníbal Flores, dijo que conocen de los casos a través de los rumores de los mismos habitantes.

Una de las víctimas, quien prefirió a omitir su nombre, relató que les llevaron un televisor, celulares, artículos personales y más de cien dólares en efectivo.

Reconoció que por temor a represalias y a las amenazas que recibieron, no denunciaron ante la Policía.

"Toda la gente dice que aquí era tranquilo; pero hoy ha quedado a la historia que nos asaltaron", expresó una de las víctimas.

Los atracos comenzaron desde hace dos años; pero se incrementaron en el último trimestre del año pasado, expresaron los residentes. Pero el jefe policial aseguró que es desde hace quince días.

Sin embargo, registros de este periódico consignan que a principio del 2011 tuvo lugar una situación similar. Los sujetos interceptaban a sus víctimas a punta de pistola.

En ese entonces, la queja era la misma, falta de patrullajes por parte de policías.

Sólo el centro escolar Cantón La Concepción, de San Pedro Puxtla, fue objeto de hurto en dos ocasiones el año pasado y en lo que va de este ya se metieron a hurtar una vez.

En el 2014 fueron 20 viviendas cercanas a la escuela las saqueadas; mientras que en enero se reportaron otros cinco casos.

En noviembre se llevaron 18 láminas de asbesto de los baños de la escuela y desmantelaron el sistema del tendido eléctrico, por lo que actualmente no cuentan con este servicio.

En enero de este año sólo quebraron ventanas y láminas, ya que no encontraron ningún objeto con valor que pudieran llevar.

El jefe policial aseguró que los delincuentes no son de la zona, sino que llega de Salcoatitán, Santa Catarina Masahuat y San Pedro Puxtla, y que a raíz de los últimos hechos instalaron desde el martes vigilancia en la zona por medio de dos policías y tres soldados que estarán de forma permanente.

"No tenemos la cantidad de policías para apoyar a turistas y darle seguridad a los ciudadanos. Es mucho el trabajo", dijo el alcalde de Apaneca, Osmín Guzmán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación