Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crece miedo a deslaves en volcán migueleño

No se efectuó el traslado a sitios seguros

Vecinos aseguran que el volcán emanó cenizas hace tres días. Hay preocupación. foto EDH

Vecinos aseguran que el volcán emanó cenizas hace tres días. Hay preocupación. foto EDH

Vecinos aseguran que el volcán emanó cenizas hace tres días. Hay preocupación. foto EDH

SAN MIGUEL. La preocupación de quienes residen en las comunidades del volcán Chaparrastique continúa. Primero, porque el coloso aumentó su actividad en los últimos días y segundo, porque con la llegada del invierno, sus residentes temen deslaves que acaben con sus viviendas.

La preocupación aumentó debido a que el 9 de abril se retiró la base militar que estaba en la zona para reaccionar de inmediato ante una emergencia de deslave o erupción.

Se suma que hay 225 familias que siguen esperando que las autoridades del gobierno central les den la vivienda temporal que les prometieron para reubicarlos, al menos durante el invierno.

Sobre el retiro de los militares, que eran quienes reaccionarían de inmediato en caso de evacuación por deslaves o por una nueva erupción, muchos de los vecinos aseguran que han quedado desamparados, pues los soldados eran a quienes recurrían para conocer las novedades en torno a la situación del coloso.

Andrés Castro, habitante del cantón Conacastal, en Chinameca, donde se ubicaba la base militar, dijo que "desde el nueve de abril se marcharon los militares, y creo que es ahora cuando más importancia tomaba su presencia por la llegada del invierno y la amenazada de deslaves".

Agregó que la actividad volcánica se ha elevado, tanto que ellos han notado el intenso olor a azufre que emana del volcán y muchos hablan de una tercera erupción, que habría ocurrido hace cuatro días, por la salida de más ceniza.

Los lugareños insisten en hablar del retiro de la tropa y coinciden en que "ellos (militares) eran los únicos que estaban de forma permanente en la comunidad, uno sabía para donde correr ante una emergencia, porque el resto de autoridades no estaban acá ni venían con frecuencia".

Sergio Benavides, Gobernador de San Miguel, justificó el retiro de los militares aduciendo que estos habían llegado por un tiempo determinado que ya había caducado.

"Ellos venían por un tiempo y ya debían marcharse, pero si vemos necesario que regresen ante una emergencia, lo haremos", dijo el funcionario, que sostuvo que por ahora no vieron necesario que se quedaran.

Clemente Aparicio, alcalde de San Jorge, uno de los municipios afectados por las dos erupciones del Chaparrastique, dijo desconocer sobre el retiro de los militares.

Lamentó que ocurriera, porque la presencia de los soldados era importante ante una situación de emergencia.

El edil indica que por los últimos acontecimientos ocurridos en el volcán, que son aumento de sismicidad, emanación de ceniza y fuerte olor a azufre, están preocupados.

"Hace algunos días nosotros vimos en el centro de monitoreo una nueva salida de ceniza que fue de por lo menos unos 20 metros; es decir, todo podría empeorar y hasta ahora no hay alternativas para la gente", dijo el edil.

Agregó que hasta el momento no hay nada concreto en torno a la construcción de las viviendas temporales por parte de las autoridades gubernamentales.

"Ya ha pasado mucho tiempo, el invierno está por comenzar y toda esta situación nos preocupa porque no vemos nada claro y la gente está preocupada", sostuvo Aparicio, quien reitera que su comuna facilitó terrenos al gobierno para echar andar el plan de contingencia.

Los terrenos propuestos por la comuna de San Jorge se ubican en el barrio Concepción y el cantón La Ceiba, mismos en los que hasta ahora nadie ha trabajado.

En el caso del terreno ubicado en el barrio Concepción, las autoridades del Viceministerio de Vivienda llegaron a medir, pero los trabajos no pasaron de eso.

Manuel Aparicio, un vecino, dijo que "hace un mes vinieron a poner unas estacas, pero días después las quitaron, gente traviesa de la misma comunidad y ya no regresaron las autoridades".

Agregó que "por como se ve la situación, la gente que reside en zonas vulnerables no se instalará en casas provisionales porque si no consiguieron el dinero antes, menos ahora que el invierno está por comenzar".

El alcalde Aparicio dijo que al ver que no se concretaba la edificación de las viviendas provisionales en la cancha que había dispuesto en la comunidad La Ceiba, optó por hacer mejoras en la misma para devolverles el espacio recreativo a los vecinos que le pidieron habilitarla.

"Nunca se vio que hicieran nada y el equipo de la comunidad me pidió que les habilitara la cancha para sus entrenos, así que ahora ese terreno lo podríamos prestar pero sólo como albergue", dijo el alcalde. Agregó que les preocupa que el invierno está por llegar y hasta el momento no tienen alternativas para afrontar una emergencia.

"La comisión de Protección Civil municipal se reunirá la próxima semana para ver que soluciones le daremos a nuestra gente y evitar que se dé una desgracia", indicó.

El alcalde aprovechó para hacer el llamado a las autoridades del gobierno central para que pongan manos en el tema y que no esperen una desgracia para poder reaccionar y ayudar a las familias que hacen del miedo su compañero.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación