Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crean 50 proyectos de desarrollo en Izalco

Los beneficiados recibieron un capital inicial para que puedan echar a andar sus micro empresas.

Dos señoras beneficiadas reciben su capital inicial. Foto EDH / Cortesía

Dos señoras beneficiadas reciben su capital inicial. Foto EDH / Cortesía

Dos señoras beneficiadas reciben su capital inicial. Foto EDH / Cortesía

SONSONATE. Con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas y fomentar el emprendimiento, el Fondo de Inversión Social y Desarrollo Local (FISDL) firmó, en septiembre pasado, un convenio con 20 municipalidades para brindar oportunidades de desarrollo a sus habitantes.

En ese marco, los residentes de Izalco fueron favorecidos y el pasado lunes, 50 personas previamente seleccionadas recibieron un capital semilla para que puedan poner en marcha sus proyectos.

El alcalde del municipio, Alfonso Guevara, afirmó que los beneficiados fueron escogidos de entre las 2,600 personas que participaron en el Programa de Apoyo Temporal al Ingreso (PATI).

Explicó que el programa se dividió en tres partes: la primera consistió en el servicio social que las personas ofrecieron a la alcaldía. En el que realizaron obras con inversión municipal, y las personas inscritas en el programa recibían un bono que era entregado por el Gobierno.

La segunda fase consistió en talleres de capacitación vocacional, en el que los beneficiados aprendieron un oficio y luego lo pusieron en práctica.

La última parte es el tema de emprendimiento, en donde de más de dos mil personas, solo escogieron a 50 por sus proyectos productivos. Siete de ellas presentaron iniciativas individuales, y el resto son pequeñas asociaciones conformadas entre dos y tres personas.

El convenio que firmó la alcaldía con el FISDL tiene una vigencia de dos años y es dinero no reembolsable.

En ese lapso, luego de entregarles el capital semilla que consiste en $400 para que adquieran las herramientas que necesitan para sus iniciativas, las autoridades les darán un seguimiento permanente para asegurarse de que continúan con sus proyectos.

Entre estos destacan granjas de pollos y cerdos, elaboración de calzado, corte y confección, gastronomía típica, cultivos de hortalizas, panadería, pastelería, churros artesanales y elaboración de lejía, entre otras.

"Vemos que hay entusiasmo y lo que se está haciendo va bien focalizado a dar oportunidades a las familias", aseguró Guevara.

Por su parte, las personas beneficiadas están entusiasmadas con el plan y esperan poder cumplir los sueños que se trazaron cuando iniciaron en el proyecto PATI.

Por ejemplo, Ana Luz Morales es una artesana de calzado. Ella agradeció el hecho de que les hayan enseñado el arte de elaborar zapatos y por el apoyo en el tema de emprendimiento.

"Esto es un gran aporte para mi familia. Yo espero ayudarle a más personas porque no pienso seguir trabajando sola, sino invitar a más personas a que compartan mi bendición", manifestó Morales, quien recibe el apoyo de sus hijos y su esposo en la pequeña fábrica de calzado que han comenzado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación