Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cooperación alemana ayuda a recuperar los manglares

El plan de rescate abarca El Imposible-Barra de Santiago y Humedal del Cerrón Grande 

Festival del Pescador, en el embalse del Cerrón Grande

Los manglares en el país son ecosistemas que sirven de refugios para aves migratorias de varias especies. | Foto por MR

Chalatenango.- 10-09-2010.-

La cooperación alemana (GIZ) y el Fondo de la Iniciativa para las Américas (FIAES), firmaron un acuerdo para unir esfuerzos en la implementación de un plan de desarrollo local sostenible, de las áreas de conservación El Imposible-Barra de Santiago y el Humedal del Cerrón Grande.


En el proyecto se invertirán 5 millones de dólares, durante los próximos cinco años, a fin de beneficiar a 17 municipios.


Barra de Santiago, está ubicado entre Jujutla y San Francisco Menéndez, en Ahuachapán. 


 En el humedal del Cerrón Grande, hay árboles e islas que son el hogar de unas  366,447 aves de varias especies.  Forma parte de los 1,650 humedales más importantes a nivel mundial. 


El embalse del Cerrón Grande y la Barra de Santiago fueron nombrados “Humedales de Importancia Internacional Ramsar”.


La Convención sobre los Humedales, fue firmada en la ciudad Ramsar, en Irán, en 1971. La misión es la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, nacionales y regionales.


La embajada de Alemania acreditada en El Salvador, informó que el asesor principal de la GIZ, Laszlo Pancel y la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y presidenta del Fondo de la Iniciativa para las Américas (FIAES), Lina Pohl, firmaron la carta de entendimiento.


Dicho documento establece los mecanismos de cooperación y coordinación para la gestión y canalización de recursos técnicos y financieros , destinados a la conservación y restauración de los ecosistemas en El Salvador. 


La misión diplomática informó que la prioridad del proyecto es la  restauración de los manglares.


Indicó que les dan prioridad, por ser los ecosistemas importantes para la adaptación de las comunidades costeras al cambio climático y un medio donde se desarrollan diversas especies que sirven de alimento a las comunidades.


El área que será intervenida tiene 2 mil 603 hectáreas  de bosques de manglares.


Estos están ubicados en Metalío, Sonsonate. Asimismo, en la Barra de Santiago, Garita Palmera, Bola de Monte y Botoncillo, en el departamento de Ahuachapán. 


La embajada alemana informó que con la inversión en el proyecto, pretende recuperar un  75% de los manglares.


Para ello, implementarán  técnicas de restauración y planes de aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de los bosques salados. 
Indicaron que estos se han ido deteriorando por el azolvamiento, producto de la erosión, que provoca la interrupción del flujo del agua. 


“Otro factor que repercute en la salud de estos ecosistemas, es la contaminación y la sobre explotación de los recursos naturales”, indicó el informe. 


El director Ejecutivo de FIAES, Jorge Oviedo, manifestó que la carta de entendimiento con la cooperación alemana, les permitirá unir esfuerzos para rescatar los bosques salados.


Al proyecto se incluirá otro programa de cooperación para prolongarlo 15 años.


Los informe detallaron que también se contribuirá con equipamiento de guarda recursos y formación de brigadas de prevención de incendios, en las áreas protegidas del Parque Nacional El Imposible y Santa Rita.


“Los planes territoriales responden a problemáticas y prioridades identificadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y a compromisos internacionales que el país ha adquirido como la Iniciativa Bonn, que tiene la meta de restaurar un millón de hectáreas en el territorio”, informó un vocero. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación