Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Continúa la deserción en las escuelas por el temor a los pandilleros

Autoridades de las escuelas dicen que prevención les ha ayudado a controlar, pero que no es suficiente

La presencia de militares en las escuelas se ha hecho frecuente en los últimas semanas. foto edh / Lucinda Quintanilla

La presencia de militares en las escuelas se ha hecho frecuente en los últimas semanas. foto edh / Lucinda Quintanilla

La presencia de militares en las escuelas se ha hecho frecuente en los últimas semanas. foto edh / Lucinda Quintanilla

SAN MIGUEL. Los esfuerzos de diferentes entidades para tratar de evitar que los centros escolares sean blanco fácil para los pandilleros, parecen no ser suficientes. Muestra de ello, es que persiste la deserción escolar en la mayoría de estos que están dentro de los considerados más problemáticos.

La subdirectora de un centro escolar dijo que aún y después de dos años de estar en el programa de prevención de la violencia aún hay deserción escolar, aunque asegura es mucho menor que cuando no estaban dentro del programa.

"Aún tenemos deserción escolar, pero si se compara como era antes estamos muy bien, porque los padres a diario sacaban a sus hijos de la escuela porque eran amenazados por otros estudiantes", dijo la docente.

Aseguró que después de que comenzaron con las charlas y la presencia de los agentes, ya hubo un poco más de confianza y paro un poco la deserción.

Este centro de estudios realiza otros esfuerzos para resguardar a los estudiantes y evitar que haya violencia o delincuencia actuando dentro de la institución.

Muestra de eso es que desde hace algunas semanas están brindando vigilancia elementos de la Fuerza Armada, que se ubican en puntos estratégicos dentro de la escuela para evitar el ingreso de extraños, ilícitos y resguardar a los educandos y educadores ahí dentro.

Autoridades indican que es la misma tendencia en el resto de escuelas dentro del programa, pero no así con el resto de centros donde no hay presencia policial a diario.

Según Amílcar Campos, de la unidad de prevención de la policía en San Miguel, para generar mayor confianza en los padres de estas escuelas con problemas de violencia, lo que hacen es que refuerzan los patrullajes en las cercanías de las instituciones y si ven mucha presencia de pandillas se apoyan con el 911, al menos en las horas de salida y entrada de los educandos, para garantizar que los estudiantes llegarán y se irán seguros de las escuelas a sus casas y así evitar que haya deserción por temor.

Se trató de obtener la versión del Ministerio de Educación sobre el tema de la violencia en las escuelas de San Miguel, pero en la unidad de comunicaciones quedaron de devolver la llamada para emitir una opinión, pero al cierre de la nota no hubo respuesta alguna sobre el tema.

Padres de familia, solo piden al Ministerio de Educación y a la policía una vigilancia más constante en los centros de estudio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación