Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Construyen parque memorial para víctimas de la Málaga

b Ayer se cumplieron cinco años de la tragedia en la que un bus fue arrastrado por la crecida del río Arenal

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. fotos edh / douglas urquilla

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. fotos edh /...

Pie de foto texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto o texto espacio para texto pi texto pie foto. fotos edh / douglas urquilla

La pena y la angustia aún siguen presentes en los familiares de las 32 personas que fallecieron el 3 de julio de 2008 cuando un autobús fue arrastrado por el desbordamiento del río Arenal, en la colonia Málaga.

Los que viajaban en la unidad de transporte venían de un culto de la iglesia Elim, y fueron sorprendidos por una fuerte corriente que arrastró el bus.

En el marco de 5° aniversario de la fatídica fecha, ayer las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Ministerio de Gobernación y Procuraduría Derechos Humanos, honraron a las víctimas y a sus familiares con una pequeña plaza memorial y un mural.

En la plaza, los familiares colocaron flores y las fotos de sus familiares. Una de ellas fue Josefa Juárez quien hace cinco años perdió a su hermana y a sobrina.

"Nos hace mucha falta; es doloroso, la casa se siente vacía", dijo Josefa.

Recordó que su hermana, Ana María Juárez quien tenía 42 años, se fue a la iglesia con su hija Diana Verónica, de 23 años, pero no esperaban que ya no las volverían a ver vivas.

Josefa agregó que Diana Verónica era una joven muy activa y estaba estudiando la carrera de medicina; y que quizá ahora ya fuera doctora.

Para Josefa, pasar sin ellas en los días festivos como el Día de la Madre y Navidad "es muy duro".

A María Juárez le sobrevive otra hija, ahora de 20 años.

El pastor de la iglesia Elim, Mario Vega, se mostró satisfecho que el MOP haya levantado el parque memorial y el mural en honor a las víctimas; aunque recordó que aún hace falta que se les de una indemnización económica.

Sin pedir perdón

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) condenó al Estado Salvadoreño por la tragedia ya que no se adoptaron medidas en la zona para evitar la tragedia.

"Se dieron violaciones por no actuar, hubo omisiones graves", de parte de los extitulares del MOP, Ministerio de Gobernación y Protección Civil que estuvieron durante la administración del ex-Presidente Antonio Saca, aseguró el procurador Óscar Luna.

En la resolución que emitió el funcionario público estableció que se debía pedir perdón a los familiares de las víctimas; sin embargo, eso no se ha hecho.

El Presidente de la República, Mauricio Funes, dijo el 10 de octubre del año pasado que pediría perdón en un acto que se llevaría a cabo en el mes de noviembre de 2012, pero hasta la fecha no lo ha hecho.

El titular del MOP, Gerson Martínez, agregó que el acto de ayer fue parte de la resolución en la que la PDHH exigió que se hicieran las obras de protección, el parque memorial y el mural para honrar a las víctimas.

"La plaza memorial puede albergar a unas 110 personas, y el mural que se ha hecho representa a las víctimas que se fueron, como el volar de las almas", aseguró.

El MOP invirtió en la s obras de protección $2.1 millones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación