Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Construyen 135 casas a familias pobres en Alegría

b El déficit habitacional en el municipio es del 65 %

Las casas que edifican son unidades básicas antisísmicas. fotos edh / carlos segovia

Las casas que edifican son unidades básicas antisísmicas. fotos edh / carlos segovia

Las casas que edifican son unidades básicas antisísmicas. fotos edh / carlos segovia

USULUTÁN. Alegría, que es uno de los municipios que están ubicados en la categoría de pobreza extrema alta en el país, y cuyo déficit habitacional supera el 65 por ciento, inauguró ayer un proyecto habitacional que beneficiará en los próximos seis meses a 135 familias.

El proyecto busca ofrecer una vivienda digna a estos grupos familiares que perdieron sus casas hace 14 años, cuando ocurrieron los terremotos de enero y febrero de 2001.

La inversión en los trabajos es de 635 mil dólares provenientes de un préstamo que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), proporcionó para el programada de vivienda que ejecuta el viceministerio del ramo en el país.

René Sánchez, alcalde de Alegría, indicó que los beneficiados con las nuevas viviendas son los residentes de las comunidades El Centro, Pasaquina, Santo Tomás, Los Marroquines y la escuela del cantón La Peña.

"Hace un año enviamos una nota de gestión al Viceministerio de Vivienda para que nos apoyaran con la construcción, porque Alegría tiene un déficit del 65 por ciento de vivienda", señaló el edil.

Explicó que la comunidad que benefician fue una de las más golpeadas con los terremotos de 2001, por ello optaron por dar prioridad.

El edil esta consciente que requieren mayor inversión para resolver la necesidad de vivienda que tienen en su municipio, pero aseguró que la falta de recursos es lo que no les permite atenderles.

Mencionó que la mayoría de viviendas en la zona son casas de bahareque, láminas e incluso muchas según el edil son cubiertas con plásticos, porque las familias no tienen siquiera para comprar láminas y taparlas.

La vida

Las autoridades indicaron que para ejecutar la construcción los dueños de las viviendas debieron demostrar a través de sus escrituras que son los propietarios de los terrenos, para poder accesar al beneficio de construcción.

Melsy Beltrán fue una de las beneficiadas con la construcción de viviendas, la mujer vive desde hace 14 años junto a su hijo y esposo en la casa de su padre, pues los terremotos de 2001 tiraron al suelo la vivienda en la que habitaba.

"Después de que los terremotos me botaron la casa, me tocó regresar donde mi papá, y por momentos perdí la fe de tener una casa nueva, porque no tenemos dinero para hacerla, pero gracias a Dios pronto tendremos nuestra casita", dijo emocionada la mujer.

Agregó que la espera fue larga, pero que para ellos es importante saber que pronto tendrán un espacio propio donde residir.

El viceministro Roberto Góchez explicó que parte del programa implica el trámite de legalización de los terrenos que ellos facilitan a las familias.

El proyecto también incluye tres componentes, saneamiento ambiental, con la construcción de fosas sépticas, prevención de riesgo, con la construcción de muros perimetrales para las casas que se ubican en condiciones vulnerables o cercas de quebradas, además del componente de alumbrado.

En eso la comuna de Alegría invertirá al rededor de 100 mil dólares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación