Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Construirán champas a evacuados del volcán

Los llevarán a una zona más segura, del mismo cantón para que pasen el invierno y luego les buscarán casa definitivas, con ISTA y MOP

Las autoridades no se quieren arriesgar, a pesar de que controlaron deslaves, con obras de mitigación. foto edh / archivo

Las autoridades no se quieren arriesgar, a pesar de que controlaron deslaves, con obras de mitigación. foto edh / archivo

Las autoridades no se quieren arriesgar, a pesar de que controlaron deslaves, con obras de mitigación. foto edh / archivo

SAN MIGUEL. La burocracia estatal mantiene en vilo a cinco familias que, a criterio de Protección Civil municipal, ya debieran haber sido evacuadas.

Ayer Óscar Portillo detalló que la comisión que coordina ya envió un requerimiento para que la gobernación gestione 151 láminas y la madera que se necesita para hacer las champas provisionales.

Según Portillo, la evacuación de las cinco familias dependerá de la rapidez con la que se obtengan los materiales para construirles los hogares temporales.

Las familias se asentaron en una propiedad municipal que está a las orillas del parque Las Placitas, situado en el cantón El Carreto.

El problema es que están justo en el trayecto por donde pasan las correntadas de lodo que bajan de las faldas volcánicas, lo que los pone en un serio peligro.

Por ahora los deslaves están controlados, gracias a las obras que realizaron para minimizar el riesgo; sin embargo, Protección Civil prefiere evacuarlas del lugar, para no dar espacio a desgracias.

Ayer en la gobernación no hubo quien explicara cómo avanza la gestión de esos materiales.

Portillo señaló que además de esas cinco familias, también hay otros siete grupos familiares que podrían verse afectados con nuevos deslaves. Se asentaron frente al parque, en una propiedad estatal por donde pasa el lodo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación