Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Construcción de muros pone en riesgo viviendas

Son 90 viviendas las ubicadas en la zona

Parte del muro de una de las viviendas que ya colapsó. Foto EDH / Insy Mendoza

Parte del muro de una de las viviendas que ya colapsó. Foto EDH / Insy Mendoza

Parte del muro de una de las viviendas que ya colapsó. Foto EDH / Insy Mendoza

LA UNIÓN. Pobladores y comerciantes del caserío Playona en la isla Zacatillo, temen que debido a la construcción, según ellos ilegal de dos muros en propiedades privadas a orillas de la playa, más de 90 viviendas de la zona se dañan, dado que las construcciones han cambiado el curso de la corriente marina y como consecuencia, está minando la orilla de la playa.

La preocupación se da, según Jesús Ventura, presidente de la cooperativa de pescadores de la isla, porque a medida se va minando la arena, la firmeza de la tierra se va perdiendo y con ella las edificaciones de las viviendas se vuelven vulnerables.

Aseguran haber denunciado las construcciones, que según ellos son ilegales, ante las autoridades del Ministerio del Medio Ambiente (MARN), pues estas provocan que la fuerza de los oleajes no tenga el espacio necesario y busque otro curso, socavando la arena a orillas de Playona.

Ventura dijo que "antes las olas ingresaban a esa parte rocosa de la orilla, era una especie de cueva, entraba la ola y salía sin fuerza, hoy rebota en cemento y arrastra la arena".

Agregó que las construcciones de ambos muros fueron denunciadas y que "en el primero hubo una inspección de técnicos del Ministerio de Medio Ambiente, mientras que la otra denuncia la hemos hecho hace 15 días a través de correo electrónico y esperamos que le pidan a la gente responsable que destruya esos muros".

Sobre el tema, el Ministerio de Medio Ambiente, a través de su Unidad de Comunicaciones, confirmó que han recibido las denuncias y que están programando una visita a la zona para inspeccionar las construcciones, así como los posibles daños.

En cuanto a los propietarios de los inmuebles, Ventura dijo que uno de los terrenos es del actual edil de Pasaquina, Nelson Urías, mientras que el otro inmueble es de una personas que reside fuera del país.

Además, señalan como responsable de avalar la construcción a Godofredo Zelaya, empleado de la unidad de Catastro de la alcaldía de La Unión, debido a que junto a Urías habrían llegado a hacer una inspección al terreno.

"Sospechamos que el responsable de haberle dado el aval a ambas construcciones es Godofredo Zelaya, de Catastro de la alcaldía de La Unión. En las dos construcciones el ha venido a verlas, en una de ellas nos opusimos un buen grupo de la comunidad, y se lo dijimos que él no era responsable de dar permisos", dijo Ventura.

En defensa a las acusaciones, Zelaya dijo que en ningún momento ha dado permisos para las construcciones, pero confirmó haber asistido a verificar los inmuebles.

Manifestó que el edil Urías pidió la inspección y le acompañaron, "pero no se aprobó nada. En el otro muro fui porque supuestamente se habían tomado una cueva pero no es así; lo que pasa que la gente cuando ya están los problemas, acude a las municipalidades".

Sobre el tema, el alcalde de La Unión, Ezequiel Milla, dijo que en ningún momento la alcaldía es la responsable de dar los permisos de construcciones en las islas, porque eso pertenece al Estado.

Agregó que ningún empleado de la unidad de catastro municipal puede llegar a darles permiso.

"Coordinaré con la gente de la cooperativa y visitaré el lugar, la isla pertenece al municipio, pero no tiene escrituras la gente del lugar y por eso quien tiene que dar los permiso es el Estado", dijo Milla.

Reiteró que ningún empleado de la municipalidad tiene la autonomía, ni la autoridad para dar permisos de construcciones en las islas.

Se llamó a Nelson Urías para conocer su versión, pero en la alcaldía contestó una mujer identificada como Yoselin, quien dijo que no estaba disponible en ese momento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación