Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Conoce cómo cultivar la espinaca y los beneficios que tiene

¿Sabías que la espinaca es un potente antiinflamatorio? Gracias a sus propiedades puede ayudarnos a mejorar dolencias como la artritis e incluso favorecer nuestra salud cardíaca?

Cultivos - Espinaca

La espinaca es uno de los alimentos más importantes por su abundancia en vitaminas y minerales | Foto por Cortesía

La espinaca es uno de los alimentos más importantes por su abundancia en vitaminas y minerales

La presencia de minerales, vitaminas, pigmentos y fitonutrientes , incluyendo potasio, manganeso, zinc, magnesio, hierro y calcio que contiene la espinaca, la convierten en uno de los alimentos más importantes.

La planta tiene una vida prolongada e incluso puede sobrevivir durante el invierno y ser tan saludable en la primavera.

Se puede comer cruda como parte de muchas ensaladas, como un vegetal acompañando un platillo, o bien, se  puede cocinar e incluirse en una serie de recetas de sopas, guisos y cazuelas. 

Son muchos los beneficios de esta planta y conocerlos, estimula su consumo.

Beneficios

La espinaca y otros vegetales tienen la capacidad de proteger la membrana mucosa del estómago, disminuyendo el riesgo de úlceras, de acuerdo a diferentes estudios.  Puede aumentar la resistencia del revestimiento del tracto digestivo, evitando de este modo cualquier inflamación no deseada en la parte del cuerpo que puede causar daño.

Varios componentes de la espinaca como el potasio, folato y antioxidantes proporcionan beneficios a quien la consume con frecuencia.

El folato reduce la aparición de la enfermedad de Alzheimer, por lo que la espinaca es una muy buena opción para las personas que están en alto riesgo de deterioro neuronal.

Te puede interesar: La reforestación reduce el impacto de cambio climático

El potasio es una parte integral de la salud del cerebro y se ha relacionado con el aumento del flujo de sangre al cerebro, la cognición aumentada, la concentración y la actividad neuronal.

La espinaca es rica en beta caroteno, y otros elementos necesarios para el organismo. Es muy beneficiosa para la vista. Cuando comes espinaca cocida, su beta caroteno va directo a los ojos; lo puede ayudar a las personas que sufren de deficiencia de vitamina A, así como picor en los ojos, úlceras y ojos secos.

Tiene algunas propiedades anti- inflamatorias, por lo que puede reducir la hinchazón o irritación en los ojos.

Hay muchos compuestos anti-inflamatorios que se encuentran en las espinacas, más de una docena, de hecho. Por eso es uno de los vegetales más potentes cuando se trata de reducir la inflamación en todo el cuerpo

Además, la espinaca tiene un alto contenido de potasio y bajo contenido de sodio, composición beneficiosa para los pacientes con presión arterial alta, ya que el potasio desciende la presión arterial mientras que el sodio la aumenta. 

El ácido fólico también contribuye a la reducir la hipertensión y relaja los vasos sanguíneos, mientras se mantiene el flujo sanguíneo adecuado. 

También puedes leer: Plantas y árboles son propios para dar belleza a cualquier espacio

Por la reducción de la presión sanguínea y la relajación de la tensión de los vasos y arterias, se puede reducir el estrés sobre el sistema cardiovascular y aumentar la oxigenación de los sistemas de órganos del cuerpo para una funcionalidad óptima.

Algunos estudios indican que la espinaca tiene compone de varios elementos que pueden ser prometedores en el tratamiento y la prevención de varios tipos de cáncer como los de vejiga, próstata, hígado y pulmón.

Los diferentes componentes de las espinacas como el folato, tocoferol, y la clorofilina, actúan través de diferentes mecanismos para tratar y proteger a los pacientes que sufren de cáncer.


 

Fortifica tus huesos: 

La espinaca es fuente de vitamina K, la cual funciona en la retención de calcio,  lo que conduce a la mineralización ósea. 

Aparte de esto, otros minerales como manganeso, cobre, magnesio, zinc y fósforo también ayudan en la construcción de huesos fuertes.

Esto a su vez puede impedir que una persona desarrolle osteoporosis. Estos minerales son también esenciales para mantener los dientes y las uñas saludables.

Consumir espinaca previene la aterosclerosis y accidentes cerebrovasculares: La aterosclerosis es causada por el endurecimiento de las arterias. Se ha demostrado que un pigmento llamado luteína que se encuentra en las espinacas, ayuda a  reducir la aparición de la aterosclerosis, ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares. Esto se debe a que las proteínas de espinaca tienden a reducir el colesterol y otros depósitos de grasa en los vasos sanguíneos.

Hay una razón por la cual los médicos recomiendan la adición de espinacas de una manera significativa a la dieta.

Además: Sabía que también con las plantas se puede hacer negocio

La cantidad de proteína que se encuentra en las espinacas es fácilmente descompuesta por las enzimas, en aminoácidos que son esenciales para el ser humano.

Según una investigación realizada por el Oak Ridge National Laboratory, el consumo de espinacas puede dar lugar a la recuperación de dos pigmentos vitales .

 La espinaca también contiene una gran cantidad de antioxidantes que reducen los efectos nocivos de los radicales libres, los cuales son conocidos por afectar negativamente la visión y causar condiciones en la visión relacionadas con la edad como el glaucoma y la degeneración macular también.

Un componente de la espinaca, llamado factor de C0-Q10, que es un antioxidante, juega un papel importante en el fortalecimiento de los músculos, especialmente los músculos del corazón que bombea de forma continua la sangre a todas las partes del cuerpo.

De acuerdo con el Journal of Cardiovascular Nursing, el C0-Q10 se puede utilizar para prevenir y tratar muchas enfermedades cardiovasculares como la hiperlipidemia, la insuficiencia cardíaca, la hipertensión y la enfermedad cardíaca coronaria.

Los diferentes fitonutrientes y pigmentos que contienen las espinacas, protegen la piel de los rayos dañinos del sol, incluyendo los rayos UV. 

Estos no sólo protegen, sino también ayudan a la reparación de los genes dañados hasta cierto punto, lo que impide el cáncer de piel a largo plazo.

A cultivar

Las razones antes detalladas son suficientes para motivar a incluir en todo jardín comestible, plantas de espinaca.

Además: Salvadoreños reducen el consumo de plantas alimenticias

No requiere más que de tierra suelta y protegerla de la deshidratación causada por el exceso de luz solar, así como de algunas plagas.

A cambio brindará su nutritivo follaje que cada vez que se corta, estimula la formación de nuevos brotes.

Puede plantarse con facilidad y convertirse en complemento de la dieta de cualquier familia.

Junto a la espinaca, se debe incluir en un jardín comestible, otras plantas y hortalizas fáciles de cuidar.

La espinaca prefiere suelos sueltos y húmedos.

Puede crecer bien sin mucha luz solar y no soporta el calor fuerte que la hace florecer de manera temprana y vuelve amargas las hojas.

Es recomendable plantarla de manera escalonada en periodos de dos semanas , para tener siempre hojas frescas y que cuente con humedad, pero sin formar charcos.

Las hojas se recolectan sin arrancar la planta. Sólo se cortan las partes tiernas que se van a consumir, para que forme nuevos brotes en pocas semanas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación