Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un concierto para orar por la paz en el país

Radio Paz organizó un concierto dedicado a  María y para pedir por la paz en El Salvador.  

Concierto Mariano

A través de la música los asistentes pidieron la intercesión espiritual para ayudar al país. | Foto por Omar Carbonero

A través de la música los asistentes pidieron la intercesión espiritual para ayudar al país.

Un concierto en honor a María unió ayer a decenas de familias, que aprovecharon el vínculo generado por la música para pedir también por la paz en El Salvador. 

El concierto mariano “María Corazón de la Familia”, fue organizado por Radio Paz, en el marco del mes del Rosario de la Virgen que se conmemora en octubre. 

“Es un concierto Mariano pro evangelización para este pueblo que necesita ese fervor, el amor a la virgen. En estos momentos de crisis social que vivimos debemos acudir a ella, que es la que está más cerca del señor para que siempre el señor nos proteja”, expuso Gigi Lu, gerente de radio Paz. 

La actividad inició con una procesión a la Virgen María en los alrededores del teatro donde se realizó el concierto. Los fervientes acompañaron el recorrido con cánticos, mientras algunos de ellos ayudaban a cargar un vistoso rosario de más de un metro de largo. 

“Queríamos llevar en procesión a la Virgen para entronizarla como la reina de nuestros corazones y después dedicarle una serenata ”, añadió Lu. 

Gloria Sánchez llegó temprano junto a su familia desde San Marcos. La devota consideró que son valiosas las actividades de este tipo porque permiten la unión, sobretodo para los más jóvenes. 

“Momentos como estos son importantes, especialmente  en nuestro país,  ya que está muy azotado por la violencia, es importante tener un cambio a través de la oración, pedir por esa paz que tanto anhelamos”, dijo Sánchez. 

Quique Guzmán y su banda fueron los invitados a brindar el concierto. En sus canciones Guzmán compartía sus experiencias, sobre las malas decisiones que tomó en su juventud y cómo el reencuentro con la religión le permitió redimirse con su madre. Desde entonces dedica sus letras y su voz a Dios. 

“Estos son eventos que ayudan al alma, a sanar el espíritu, más que todo a los jóvenes que están propensos a muchas cosas”, dijo Sonia Lazo. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación