Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Con ayuda de Japón fue construida una base de la Policía Comunitaria

La obra, que se localiza en la colonia El Manguito, de la ciudad de San Vicente, forma parte del programa de apoyo a la seguridad, que la nación asiática brinda al Gobierno de El Salvador, en carácter de ayuda no reembolsable

Este es el nuevo local de la Policía Comunitaria de la ciudad de San Vicente.

Este es el nuevo local de la Policía Comunitaria de la ciudad de San Vicente. | Foto por Cortesía

Este es el nuevo local de la Policía Comunitaria de la ciudad de San Vicente.

Con la presencia del embajador de Japón en El Salvador, Masataka Tarahara, y el alcalde del municipio de San Vicente,  Medardo Lara, fue inaugurado ayer el proyecto de “Construcción de la Infraestructura de la Base de Policía Comunitaria en la Colonia El Manguito”.

Este proyecto fue realizado a través del Programa de Asistencia Financiera no Reembolsable para Proyectos Comunitarios de Seguridad Humana (APCS, por sus siglas en inglés).

El aporte, a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) ascendió a 59,186 dólares, que incluyó el levantamiento de la infraestructura y equipamiento de la misma.

El acto de inauguración de la nueva base de la Policía Comunitaria se llevó a cabo en la 9ª Avenida Norte y Calle Álvaro Quiñonez de Osorio, al costado sur del Centro Escolar Dr. Darío González. 

La Policía Nacional Civil  (PNC) ha venido trabajando de la mano con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón.

Gracias a esta colaboración se construyó la primera Base de Policía Comunitaria, bajo el modelo “KOBAN” en junio de 2013, en la ciudad de La Unión; obteniendo como resultado la disminución de delitos en la zona.

Este es el tercer proyecto de seguridad, como resultado de cooperación conjunta entre la Embajada del Japón en El Salvador, la Alcaldía de la ciudad de San Vicente y la Policía Nacional Civil.

Con proyectos similares, hasta la fecha se han beneficiados los municipios de Santa Ana, Usulután y ahora San Vicente, brindando mayor acercamiento, seguridad y confianza a los habitantes de la zona; donde los agentes de la PNC, debidamente capacitados bajo el concepto de Policía Comunitaria, fortalecen sus relaciones con la ciudadanía. 

 De esta forma, Japón contribuye a brindar mayor seguridad al municipio vicentino.

Con estos proyectos la Embajada nipona fortalece los lazos de amistad entre ambas naciones y colabora con el desarrollo próspero de todos los salvadoreños.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación