Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comunidad reclama estar fuera de proyecto social

Se trata de 40 familias que residen en un sector de Matarrita

Entre las obras que reclaman está la mejora de calle de acceso. Foto EDH / insy mendoza

Entre las obras que reclaman está la mejora de calle de acceso. Foto EDH / insy mendoza

Entre las obras que reclaman está la mejora de calle de acceso. Foto EDH / insy mendoza

LA UNIÓN. Lo que para 44 familias de la comunidad Matarrita significa haber sido escuchados porque dentro de unas semanas tendrán buena calle, energía y agua en sus viviendas, para 40 más significa exclusión y olvido.

La semana anterior el Viceministerio de Vivienda anunció la ejecución de un proyecto de servicios básicos con el apoyo de la Unión Europea. El problema, según vecinos, es que no será para toda la comunidad.

En general, Matarrita se conforma por familias de escasos recursos. Por ello, el anuncio la semana anterior del proyecto del VMV los llenó de alegría; sin embargo, esta acabó una vez 40 de las 84 familias que la habitan se enteraron que en el sector II, donde ellos residen, no alcanzó para ejecutar las labores.

En ese sector requieren de mejoras en la calle de acceso, alumbrado público y obras de mitigación en una quebrada que atraviesa la zona.

Carlos Rodríguez, miembro de la directiva, dijo que toda la comunidad ha sido olvidada, aunque le alegra que al menos una parte de las familias tendrán beneficios a corto plazo. Dijo que espera que ese mismo beneficio llegue hasta las 40 familias que de momento está fuera del proyecto.

Asegura que en la localidad hay mucha mujer laboriosa y que salen en horas de la madrugada al molino usando la calle de acceso que más parece "una vereda".

"Hay algunas lámparas, pero se necesitan que instalen unas tres en la parte del túnel que es bien oscuro, también queremos arreglar una parte amplia que esta entre el túnel y la calle que conecta a la carretera para que sirva como un pequeño parquecito para los niños de la comunidad", agregó Rodríguez.

En varias ocasiones, según Rodríguez, ha visitado la comisión de Protección Civil Departamental a pedir apoyo para que fueran a inspeccionar la quebrada y se busque la forma de hacer algunos trabajos de mitigación.

"En el invierno la quebrada se desborda y cuando los niños van para la escuela y está lloviendo algunos han sido arrastrados por la corriente, pero han tenido suerte que no ha pasado a más que lamentar", sostuvo.

La única respuesta que tuvo en Protección Civil fue que llegarían al lugar, pero a darles charlas preventivas a la comunidad.

Otro habitante es Tereso Granados, quien asegura que "el proyecto no llegó hasta el sector uno de la comunidad, esperamos que pronto, ya sea la alcaldía o el gobierno, se preocupe por arreglarnos la calle".

Sobre el tema, el alcalde Ezequiel Milla dijo que en el tema de alumbrado público solo están esperando la llegada de 700 lámparas para continuar instalando en las comunidades donde necesitan alumbrado".

Agregó que al terminar el proyecto que se ejecuta en el sector dos de la comunidad, buscará los fondos para hacer las mejoras en la calle del lugar".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación