Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Comunidad hizo aulas en escuela

Con ayuda de residentes en el exterior

La inversión en las mejoras del centro escolar superó los 10 mil dólares en materiales, más la mano de obra. Foto EDH / Insy Mendoza

La inversión en las mejoras del centro escolar superó los 10 mil dólares en materiales, más la mano de obra. Foto EDH / Insy Mendoza

La inversión en las mejoras del centro escolar superó los 10 mil dólares en materiales, más la mano de obra. Foto EDH / Insy Mendoza

LA UNIÓN. Desde el año pasado y gracias a la ayuda de residentes en el exterior y la misma comunidad, el cantón Loma Larga cuenta con bachillerato, tras 10 años de espera para conseguir el objetivo.

Durante una década, padres de familia y autoridades de la escuela solicitaron al Ministerio de Educación (Mined) su apoyo para construir cuatro aulas y poner a funcionar los estudios medios en la localidad, ya que ante la falta de condiciones pedagógicas en cuanto a espacios, no podían hacerlo.

Aseguran que el Ministerio de Educación jamás respondió a sus peticiones.

Los residentes en el exterior brindaron apoyo a la población educativa de Loma Larga y construyeron un módulo de aulas donde funciona el bachillerato.

La obra se realizó en 2013 y las clases iniciaron el año pasado. La inversión que hicieron los hermanos lejanos fue de 10 mil dólares.

La dirección del centro escolar pidió el apoyo al Comité Loma Larga en Boston, quienes donaron los materiales para la edificación de la obra.

Los vecinos y los estudiantes pusieron toda la mano de obra, mientras que un ingeniero, originario del lugar y que estudió en dicho centro, dio en aportación la carpeta técnica del diseño y la supervisión de la obra.

Nanfry Saravia, director de la escuela, dijo que el bachillerato funciona gracias al esfuerzo de los residentes, tanto locales como en el exterior, y también de la misma comunidad educativa.

Asegura que la necesidad de instaurar el bachillerato era enorme y urgente, dado que la mayoría de los estudiantes de los sitios de Llano de Los Patos, Agua Caliente y Condadillo cursaban hasta el noveno grado en el lugar.

Luego no podían continuar estudios, pues para hacerlo, debían desplazarse a otras zonas del departamento, lo que implicaba un aumento en costos.

El mayor problema es que muchos de los estudiantes provienen de familias de escasos recursos y sus padres no pueden costear los gastos que implica desplazarse a otros sitios donde funciona el bachillerato.

Sostienen que eso implica transporte y alimentación, a lo que se suma la actual situación de inseguridad que se vive en el país por las pandillas que se mantienen al acecho de los alumnos.

Más apoyo

De las cuatro aulas que se construyeron, una es para el centro de cómputo en el que funcionan 25 máquinas que fueron donadas por un programa que desarrolla el Banco Agrícola.

Saravia agregó que necesitan la construcción de dos aulas más para dividir el primer y segundo año de bachillerato en dos secciones, porque tienen sobrepoblación.

"Las aulas tienen una capacidad para 45 estudiantes, en una hay 65 y en otra 51, están todos apretados, la única aula que tiene 14 estudiantes es la de tercer año", dijo.

Por esa razón solicitarán, de nueva cuenta, apoyo al Mined para ver si les ayuda a construir las dos aulas.

Eso, pese a que la única ayuda que el centro ha recibido en tema de infraestructuras de parte del Mined ha sido reparaciones menores en techos de varias aulas.

La inversión en esas acciones rondó los 25 mil dólares, según lo comentó Avilés.

Agradecidos

César Juárez, padre de familia y residente del lugar, manifestó que la directiva de los habitantes de Loma Larga residentes en el exterior ayudaron para que fuera una realidad el proyecto.

"La directiva se puso las pilas para hacer esas aulas, tanto los que dieron los materiales como la comunidad local con la mano de obra".

Juárez dijo que los estudiantes reciben las clases en un espacio muy estrecho y que "son muchos los jóvenes que están estudiando apretados y deben soportar un fuerte calor".

Pidió el apoyo del Mined para ejecutar el proyecto de construcción de las aulas.

Sobre el tema, se buscó la versión de Carlos Reyes, director de Educación en La Unión, pero no se le encontró en su oficina ni en su móvil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación